Llega a 76% nivel de presa en el Istmo; tenía 15%

Oaxaca, Oax.- Tras dos años y medio de sequía, la presa Benito Juárez, ubicada en Jalapa del Marqués, alcanzó 76% de su capacidad total luego del paso de la tormenta tropical Beatriz por territorio oaxaqueño.

El jefe del distrito de riego 019 de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Arnulfo Ramírez Rojas, informó que con el volumen alcanzado por la presa “está garantizado el riego para 25 mil hectáreas de maíz, pasto, sorgo y otros cultivos en la zona de influencia de ese distrito”.

Tomás Chiñas, dirigente de los campesinos juchitecos, explicó que ahora la presa tiene agua suficiente “para regar los cultivos en el ciclo otoño-invierno de 2017-2018, para beneficiar a los campesinos de 12 municipios del Istmo de Tehuantepec”.

Los municipios que se encuentran en la zona de influencia del distrito de riego son Tequisistlán, Jalapa del Marqués, Tehuantepec, Mixtequilla, Huilotepec, San Blas Atempa, Comitancillo, El Espinal, Juchitán, Xadani y Unión Hidalgo, confirmó el funcionario de Conagua, Ramírez Rojas.

Tras el paso de Beatriz, la presa Benito Juárez, que tenía sólo 15% de su capacidad total de 900 millones de metro cúbicos, amaneció ayer con 76% de su capacidad. “Estamos contentos”, dijo Ramírez Rojas.

En los últimos dos años y medio, por la falta de lluvias en el Istmo de Tehuantepec la presa registró su nivel más bajo y las autoridades de Conagua cerraron la cortina en febrero de este año y no en mayo.

En marzo de este año, los ganaderos reportaron la muerte de casi 2 mil vacas lecheras en todo el sur de Oaxaca, por la falta de pastizales derivada de la escasez de agua en la presa y por la sequía extrema registrada.

“Con las lluvias que dejó la tormenta Beatriz tendremos humedad en los campos del Istmo para que crezca el pasto en unos 10 días y los campesinos podrán sembrar en este ciclo de primavera-verano, donde generalmente sembramos 50 mil hectáreas de maíz”, dijo Tomás Chiñas.

Por su parte, Valentín Toledo, uno de los ganaderos del Istmo, demandó que Conagua no tome como pretexto las lluvias para que no libere los recursos para rehabilitar, equipar y perforar nuevos pozos. “Se requieren en caso de que no llueva por el fenómeno de El Niño”, señaló.

Frente a la prolongada sequía, que provocó la muerte de casi 2 mil reses, la Conagua anunció a principios de abril la aplicación de 105 millones de pesos para perforar, equipar o rehabilitar los pozos en los predios ubicados dentro del distrito de riego y en la zona de temporal.

El dinero no llegó. Tras dos días de bloqueos sobre la carretera Panamericana, los campesinos juchitecos lograron que la Conagua autorice 10 millones de pesos para equipar, rehabilitar o perforar 280 pozos en predios ubicados en el distrito de riego 019. Aún no llega el dinero y no inician los trabajos para equipar o perforar pozos, por lo que prevén insistir ante las autoridades.

El Universal / Alberto López Morales