Y él, ni chivero es

¡QUE CONSTE,… LOS OLVIDADOS!
         LOS POBRES nos quedamos pobres, es como la enfermedad, es como una marca, pocos salen de ahí, solamente salen cuando se vuelven malos, siembran marihuana, amapola, traen armas, matan, se juntan con más matones y los matones con los políticos y los políticos con los comerciantes y banqueros y los banqueros y comerciantes con otros rateros y así, ellos, traen su propia bola y nos dejan a los pobres en la nuestra, en que no salimos de la pobreza y es como la enfermedad, por eso no hay muchos pobres que rían o que canten alegres, cantan y componen canciones de pobreza, de resentimiento, de abandonos, de traiciones, de dolor, es nuestra vida diaria, como la enfermedad. Así murió mi mamá, se fue secando, tosía y sangraba, se le veía los ojos tristes y como que le dolía más la pobreza que la enfermedad y no hay doctores ni lugares para que nos atiendan y dicen que ese mamotreto que dejaron desde hace años es la clínica y la verdad es que es un nido de ratas y sicarios y criminales pero no hay doctores ni enfermeras, hay sicarios y traficantes, y luego, hasta putas, dicen que llegan de varios lados y cantan y bailan con ellos y se escuchan las carcajadas y las alegrías, como que salen de la mugre y se van limpiando, como que la riqueza sea como sea te limpia y te quita lo jodido y la enfermedad, por eso la estoy pensando a pesar de que mi mamá dice que no me vaya a juntar con ellos, que traen las manos manchadas de sangre y nosotros pues, la escupimos y las traemos manchadas de mugre y de aceite y de sufrimientos y esfuerzos… no sé cual es mejor, si una o la otra, la sangre o la mugre, tota,l las dos están manchadas y nos dicen que nos darán una armita para guerrear y pagos fijos para que matemos a los que no son de ellos o a los policías que no quieren transar… y hay voy, no lo sabe mi mamá pero como que lo adivina y se enferma más y se muere a cada tosida y vomita sangre y la llevamos a enterrar, con un vestido nuevo, en una caja mejor, con velas y música y trago para no llorar…
         Y cuando no se pierde nada pues se puede arriesgar todo, total, es poco lo que arriesgamos, los que tienen mucho la piensan, los que no tenemos nada sabemos que podemos arrebatar algo para nos y llevarlo para la casa, pinche casa, donde ni agua hay, ni baño, y todavía andan picoteando las gallinas y algún puerco de los que viven por ahí, y están las garrochas y los mecates colgando ropa y por eso me cae bien el curita ese que llega y dice que Dios también era un jodido, que Jesús no peleaba por los romanos sino en contra de los romanos y que por eso lo traicionaron, dejando al Barrabas o como se llame, y él, no la piensa mucho y se lava las manos y se voltea para otro lado y recibe los dólares que le dejamos para que bautice o case o dé los últimos bocados de perdón a los que se están muriendo, por eso me cae bien, porque es de aquí y también fuma mota y se mete perico y toma trago y canta y baila y deja que las cosas vayan por ahí y por eso me cae bien, porque parece de los nuestros y no sé porque razón lo sacaron de que fue a bautizar a uno de los hijos del quién sabe quién jefe y la neta es que también nosotros tenemos corazón y no me digas que los políticos, los policías, los comerciantes, los banqueros no tienen sangre en las manos, si la riqueza, no se hace si no es con sangre. Nuestro dinero vale igual al de ellos y lo tenemos, ellos lo tienen de por atrás y sin arriesgar nada, nosotros no tenemos nada que arriesgar y lo tomamos de frente, sin tapujos, cobrando el piso o vendiendo la droga que nos sobra o con la que nos pagan los viejos que vienen de Colombia o de Estados Unidos o Canadá.
         Yo no sé si es distinto andar siempre hasta arriba con el perico o con la mota o el cristal o el aice, pero yo me siento igual que cuando solamente estaba mugroso y lleno de pobreza, ahora, cuando menos tengo dinero en la cartera y o saco y me dicen; jefe y me saludan y las viejas, hasta me coquetean y me sonríen y hay viejas casadas que también andan de cuscas y los viejos se hacen pendejos porque saben que vienen conmigo y traigo las armas y no me tiento el corazón para quebrarlos. Antes traía una micro para pasaje, todo el día me chingaba y los controladores nos quitaban por vuelta una lana y los que son dueños otra, y total que hay que dar para los jefes y para los tránsitos, y para los polis y para los pericos de quién sabe quién chingados, y no traíamos más que pura chingada, hoy, traigo una camioneta, robada pues, pero buena, de lujo, se la quitamos a un menso que se perdió por el rumbo y lo bajamos y se espantó y corrió gritando que no le diéramos que nos quedáramos con ella y pues me la agencié y aquí traigo música de banda, me gusta la música de banda que cuenta de los meros jefes y de los encuentros entre nos y de cómo las viejas traicionan para quedarse con la droga y la lana y es como la historia, la verdadera historia del rumbo y todos se doblegan y me ven con respeto, antes, solamente me veían mugroso y como todos, pinches y jodidos, hoy no, me ven como señor y eso es lo que me gusta. Una de las tías, hermana de mi mamá me vio y me dijo que iba por malos pasos y yo le dije que cuando menos traía camioneta y no como sus pinches hijos de mugrosos y de parias., y me dijo que a lo mejor me matan y yo le dije que para eso nacimos , para morirnos, unos rápido y otros lento, pero nadie escapa de la pelona, de la flaca, por eso voy a ponerle velas ahí por la colonia doctores en el centro de la Santa Muerte, de la innombrable, la que no perdona cuando tiene que llevarse a alguien, y así vamos, con ella y con el Juan Soldado o traemos colgados los santos de San Benito o de la parca o de algún santo como San Judas, dicen que él lo mismo protege a los policías por ratas que a los ratas los perdona por no ser policías, y cada 28 de mes, le presentamos los respetos y llevamos la limosna y ahí vemos al curita ese que es bien pedo y bien atascado, pero anda como nosotros, solo le falta el cuerno de chivo…. pero él, ni birriero es….