Prevén libertad de ligado a caso Brad Will

El crimen del camarógrafo ocurrió en un contexto de enfrentamientos entre civiles armados ligados al Gobierno estatal contra miembros de la APPO.

Cd. de México .- Tras exhibir una serie de inconsistencias en el peritaje y contradicciones de supuestos testigos en el asesinato del camarógrafo estadounidense Brad Will, Lenin Osorio Ortega, acusado por el hecho, saldría en libertad luego de cinco años en prisión.

El crimen ocurrió en 2006 en la Calle Benito Juárez del Municipio de Santa Lucía del Camino.

Osorio fue detenido hasta junio de 2012 por supuestos testigos que se habían negado a declarar.

En septiembre de 2016, un juez de Distrito ordenó reabrir la averiguación previa en contra del presunto homicida por una serie de inconsistencias en las acusaciones de la Fiscalía.

Entre esas fallas se desprende que el testigo José Manuel García Aquino vio a Osorio con una arma corta antes de que muriera el estadounidense y señaló que portaba una gorra y una playera roja de manga corta.

Durante el proceso, el MP puso a la vista de éste el video de los momentos previos a la muerte de Will, donde incluso se observa a él, pero no al sujeto que dijo ver de playera roja.

Otro testigo identificado como Jaime García afirmó estar en el lugar de los hechos, sin embargo, no aparece en ninguno de los videos y fotografías, además aseguró que el tirador se encontraba en el baño de una azotea y disparó a larga distancia, sin explicar cómo sabía que se trataba de un sanitario.

César Osorio, hermano del acusado, dijo a REFORMA que el supuesto disparo realizado a larga distancia fue descartado por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), pues el médico forense aseguró que el primer impacto de bala fue de contacto, a corta distancia y realizado de izquierda a derecha, no de derecha a izquierda, como había afirmado la parte acusadora.

“Ninguna de las trayectorias trazadas concuerdan con la posición en la que ubican a Lenin Osorio Ortega en la reconstrucción, por lo que las autoridades judiciales ya dejarían libre a mi hermano”, enfatizó el familiar, que ofrecerá una conferencia de prensa esta semana para detallar el tema.

Abundó que el segundo disparo se realizó a corta distancia y ocurrió post mórtem, es decir, no fue consecutivo como sostuvo la Fiscalía de Oaxaca.

El crimen del camarógrafo ocurrió en un contexto de enfrentamientos entre civiles armados ligados al Gobierno estatal contra miembros de la APPO, que bloquearon con barricadas varios puntos de la capital de Oaxaca.

Lenin Osorio denunció al MP Esteban Maldonado, al perito Ramírez Ruiz y otros dos funcionarios ante la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental en Oaxaca por violar sus derechos jurídicos.

Reforma / Benito Jiménez