La gran pregunta de todos en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal es qué le deben los perredistas a Dhyana Quintanar

 

La gran pregunta de todos en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal es qué le deben los perredistas a Dhyana Quintanar, titular de la Autoridad del Espacio Público, que ayer incluso reventaron la sesión para evitar que subiera el punto de acuerdo con el que se pretende investigar los permisos que ha dado. Y es que luego de que se dieran a conocer los audios en los que es evidente que tiene sus empresas favoritas, era como para que el PRD no quisiera ni mencionar su nombre, sin embargo hacen todo lo contrario, y ni siquiera tiene una conocida militancia en el sol azteca. Por eso la pregunta: ¿Qué le deben?

Terreno difícil

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal se está metiendo en un terreno pantanoso y peligroso. Explotó la polémica al iniciar una investigación sobre si el trabajo del city manager de la delegación Miguel Hidalgo, Arne aus den Ruthen, viola los derechos humanos. Y es que son tantos los que están a favor de que las cosas se hagan de esa forma que la CDHDF tendrá que ser cuidadosa para no terminar con miles de adversarios. Y es que muchos han empezado a usar su celular como herramienta de denuncia ciudadana y detener eso será prácticamente imposible.

¡El gaaaaás!

La escena le puede provocar hasta risa, pero lo malo es que es absoluta verdad. Resulta que los perredistas de Oaxaca quisieron resolver sus diferencias con gas. Así como lo lee, alguien sacó un gas lacrimógeno en la sala en que se elegía candidato a gobernador. Quienes estaban adentro resolviendo la candidatura salieron con los ojos rojos, y no del coraje, sino de la gaseada que les echaron los mismos compañeros.

El presidente del Comité del PRD oaxaqueño, Carol Altamirano, asegura que fueron “grupos ajenos” al partido los que irrumpieron en la instalación del Consejo Estatal electivo. Pero, piénselo, ¿a poco dejan pasar a los “grupos ajenos” a las sesiones en que se elige un candidato?

Hasta ayer se seguía la negociación para encontrar abanderado.

El incidente escaló tanto, que hasta el presidente de San Lázaro, el perredista Jesús Zambrano, salió a reprobar los hechos violentos y les pidió que resuelvan el tema “civilizadamente”.

Para ser directo, les pidió que no haya gas.