Oaxaca. La semana ´pasada, ante la Comisión Estatal de Procesos Internos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), solicitó su registró Abraham López Martínez, edil con licencia de San Pablo Coatlán, como precandidato a la diputación local por el distrito XXIV de Miahuatlán de Porfirio Díaz.


 

Nada tendría en particular, uno de los muchos registros de aspirantes a una diputación en el partido tricolor, a no ser, por los antecedentes tan ruines de este personaje, quien de ser electo, reflejaría lo esperanzador de un “Nuevo PRI”, y el escaso tacto del dirigente estatal Anuar Mafud Mafud, para querer apuntalar así la naciente campaña de Alejandro Murat en su camino a la Gubernatura de Oaxaca.

Si el PRI pretende recuperar la batuta del poder político en el estado en esta nueva etapa de elecciones, deberá ser muy consciente en elegir y analizar el perfil de quienes serán sus representantes para no reeditar figuras violentas y poco edificantes como los salientes diputados Fredy Gil Pineda, Gustavo Díaz Sánchez, o Carlos Ramos, entre otros, quienes se han visto envueltos en una serie de desfiguros violentos amparados en su fuero.

El exedil de San Pablo Coatlán, Abraham López Martínez, actualmente es suplente del diputado federal (PRI) por Miahuatlán, Oscar Valencia García, personaje que fue evidenciado por el programa de Televisa, Punto de Partida, al realizar su campaña política resguardado por hombres fuertemente armados, quienes no pertenecían a ninguna corporación policiaca, y al parecer utilizaban armas al margen de la ley.

Abraham López, previo a esta administración municipal, fue presidente municipal de Coatlán durando solo 6 meses en el cargo, luego que los concejales “le dieron cabildazo”, debido a su prepotencia y falta de transparencia en su administración; además atribuyen su involucramiento en el homicidio del profesor Claudio Martínez Juárez, quien fuera su síndico municipal.

López Martínez, también fue acusado por pobladores de haber mandado golpear al cura del pueblo, debido a que éste en su homilía criticaba su administración municipal; asimismo mandó a desaparecer los badajos de las tres campanas del templo católico.


En noviembre del año pasado, siendo edil, se confronto con habitantes de la agencia municipal de San Francisco Coatlán, debido a que estos le exigieron sus participaciones municipales; en respuesta López Martínez con un grupo de incondicionales los agredieron a balazos dejando como saldo cinco heridos. De esta agresión, la niña Alicia Bautista Santos, resultó herida de bala en ambas piernas y fue canalizada al Hospital Civil, donde el hoy exedil, la dejo a su suerte, sin brindar ningún tipo de apoyo a los padres.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió medidas de protección a favor de los pobladores y representantes de la agencia de San Francisco Coatlán (expediente de queja DDHPO/109/ (109)/OAX/2016), quienes denunciaron ser víctimas de amenazas y hostigamiento por parte del hoy expresidente municipal de San Pablo Coatlán.

Ahora, bajo el amparo del Diputado Federal Oscar Valencia, Abraham López Martínez, busca obtener la preciada candidatura, por lo que con recursos de desconocida procedencia ya realiza labor de convencimiento en el distrito, usando también para ello la coerción a quienes no comulgan con su aspiración; por lo que queda en manos de la dirigencia priista la determinación de erigir con este tipo de personajes al “Nuevo PRI”, y también con ello “cimentar” el camino de Alejandro Murat a la Gubernatura.