Excélsior

Las cuentas nomás no cuadraban. David Penchyna, nuevo director del Infonavit, se despedía ayer, desde la tribuna de la Cámara alta, de 126 senadores. Él era el 127. Faltaba uno. Son 128.

 

El hidalguense lo había dejado fuera deliberadamente.

No tardamos mucho en dar con el senador faltante. A la mente nos vino el vergonzoso episodio en el que el senador del PRD, Benjamín Robles, mancilló en tribuna la imagen del fallecido padre de David Penchyna.

Fue durante la discusión de la Reforma Energética. El camaleón Benjamín Robles, expriista, exgabinista, experredista, y mañana quién sabe qué, dijo en tribuna que por personas como David había dejado el tricolor.

Y vino la ofensa al progenitor de Penchyna: “Me obliga a tener que recordarle la memoria de su padre, a quien se le acusó de haber defraudado en el Banco Ejidal…”.

Ese día pidió la palabra el senador del PRI Emilio Gamboa para poner un alto a Robles: “No se vale, de ninguna manera, meterse con el padre de ningún senador de la República, y menos con un hombre que no vive”.

Abordamos a Penchyna en la sala de prensa del Senado.

Le preguntamos si deliberadamente dejó fuera a Robles por el agravio a su padre. “Yo no dije nada. A lo mejor fue un error de contabilidad”, ironizó el hidalguense.

Robles volvió a ofrecer disculpas desde la tribuna. “Ojalá el senador Penchyna pase la hoja. Quisiera dejar esto saldado”.

Pero está claro que el designado director del Infonavit no le ha dado vuelta a la hoja.

Penchyna aludió al caso después del amplio reconocimiento que le hicieron legisladores de izquierda a derecha.

Al inicio de su última intervención como senador le ganó la emoción. Se le quebró la voz. Se le salieron las lágrimas, pero dejó claro que no tiene la intención de volver.

El exsenador Robles, oaxaqueño por adopción, renunció apenas anteayer al PRD. No aceptó la derrota que le infligió el Consejo Estatal del amarillo en Oaxaca, en la elección del candidato a gobernador.

José Antonio Estefan Garfias le ganó con una mayoría calificada, pero él insiste en que el gobernador Gabino Cué, de cuyo equipo formó parte, fue quien lo derrotó.

También a Robles le hicieron un reconocimiento. Más a la izquierda que a la derecha. Aunque la panista Luisa María Calderón, hermana de Felipe, se unió al coro de inconformes por la derrota interna de Robles.

Todos parecían senadores oaxaqueños. Hasta los chilangos proMorena se quejaban de que él no hubiese resultado candidato.

Robles y sus amigos le zumbaron fuerte a Agustín Basave. No faltó quien hablara de “traición a la izquierda”.

Buscamos al presidente del PRD para que nos hiciera un comentario. “Están exagerando. Me molestó que Benjamín optara por atacarme a mí, en vez de a quienes votaron en su contra.

“Pero no dije, ni pensé, en renunciar”, respondió en un mensaje vía WhatsApp.

Benjamín pidió licencia de su cargo. Va a contender por la gubernatura de Oaxaca. Se habla de que será el abanderado del Partido Renovación Social, de Encuentro Social, y hasta de una candidatura independiente.

Le va a dividir el voto a la izquierda. Alejandro Murat le quedará muy agradecido y a lo mejor hasta lo incorpora a su gabinete, como alguna vez lo hizo el ingenuo de Gabino Cué, y ya vio cómo le fue.

El pasado 24 de febrero adelantamos en este espacio que el embajador de México en el Reino Unido, el que gritó “¡Viva Porfirio Díaz!” la noche del pasado 15 de septiembre, Diego Gómez Pickering, iba a ser movido de su cargo.

Les dijimos también que Emilio Rabasa, embajador ante la OEA, iba a ser enviado al consulado en Boston, y que Andrés Roemer dejaba el consulado en San Francisco en manos de Gemy González.

Todo está confirmado y aprobado por el Senado. A Gómez Pickering lo trasladan al consulado en Nueva York, que deja la jubilada Sandra Fuentes-Berain.

A la OEA llega Luis Alfonso de Alba.

A Roemer le fue mucho mejor. Se va como embajador de México ante la Unesco, cuya sede está en París. Sustituye a Porfirio Thierry Muñoz Ledo, hijo mayor del político del mismo nombre. A la embajada en Cuba llega el coahuilense Enrique Martínez y Martínez, extitular de la Sagarpa. Sustituye al veterano Juan José Bremer.

Otros cambios: Alicia Guadalupe Buenrostro se va a Austria como embajadora; Alejandro Negrín a Polonia; Jaime Virgilio Nualart, Tailandia, y Jesús Alberto López González a Trinidad.

Hay cambios en otros 13 consulados, diez de los cuales están en la Unión Americana, uno en China, otro en Brasil y uno más en Canadá.

www.elarsenal.net

http://panchogarfias.blogspot.com