Proceso / Pedro Matias

OAXACA, Oax. (apro).- La Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) convocó de manera urgente a una “concentración masiva, mitin y agitación política” para este jueves 3 en Juchitán de Zaragoza “en repudio a la llegada del espurio Enrique Peña Nieto”, visita que, dijeron, mantenía en secreto el gobierno de Gabino Cué.

 

 

La dirigencia magisterial llamó a maestros, estudiantes y organizaciones sociales a participar en las protestas que realizarán desde las 07:00 horas en el Puente de la Ventosa, Juchitán, donde aseguraron que llegará el primer mandatario.

De cumplirse, la visita de Peña Nieto a Oaxaca sería la segunda en lo que va de su sexenio, aunque se haya organizado de manera clandestina.

En un comunicado dirigido a “las bases”, la CNTE resaltó: “los maestros de Oaxaca manifestamos que siempre que un personaje allegado a Enrique Peña Nieto y coludido con su autoritarismo, represión y criminalización hacia el pueblo pretenda pisar nuestros suelos, será repudiado con jornadas de protesta y rechazo social”.

La Sección 22 reiteró que ningún funcionario puede llegar a un estado donde los oídos sordos “han sido la política de los gobiernos, pero además, donde el encarcelamiento de maestros es una medida de represión para callar y pretender amedrentar la protesta social”.

Agregó que desde su trinchera “estaremos alertas para accionar contra el espurio Peña Nieto, quien junto a su títere el gachupín, pretenden simular políticas de beneficio social, cuando en realidad en Oaxaca impera el descontento social y popular”.

Los mentores sindicalizados advirtieron que mientras haya cerrazón del gobierno federal y estatal para atender sus demandas, la única vía de solución es la organización civil y unitaria.

Finalmente, exigieron la apertura inmediata de una mesa de negociación con carácter resolutivo, libertad a sus presos políticos tomados como rehenes para “impedir la continuidad de su lucha”, el pago de salarios que hace casi seis meses las autoridades educativas retuvieron “de manera arbitraria” y respeto a las conquistas sindicales.

En tanto, el gobierno de Oaxaca no ha hecho ninguna invitación al evento presidencial, hecho que hasta esta noche mantiene en completo hermetismo, presuntamente para evitar la movilización magisterial.