Reforma / Verónica Gascón

Cd. de México.- El País carece de una metodología para fijar el salario mínimo y no se sabe si éste se determina de forma razonable, concluyó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

 

 

Además, agregó que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) no realiza estudios para determinar cuál es el presupuesto indispensable para satisfacer las necesidades de las familias.

En sus observaciones a la política laboral de la cuenta pública de 2014, la Auditoría consideró que esta situación evita conocer con precisión si el salario mínimo se determina en forma razonable, conforme las necesidades básicas de la población.

“(En los estudios) Tampoco se identificó la realización de estudios para analizar el presupuesto indispensable para la satisfacción de necesidades de cada familia y las condiciones de vida de los trabajadores del salario mínimo”, agregó.

De 2001 a 2014, la Comisión ejerció un monto de 539.6 millones de pesos para realizar 144 estudios socioeconómicos e investigaciones con objeto de determinar la fijación anual del salario mínimo.

“Si se considera que el principio de suficiencia del salario mínimo señala que debe satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, los ingresos de un salario mínimo en 2014 resultan insuficientes para adquirir una canasta básica alimentaria para una familia”, advierte la Auditoría.

Los miembros de la Conasami, presidida por Basilio González, se reúnen a finales de cada año para fijar el salario mínimo que regirá en el ejercicio siguiente, donde prevalece el criterio de la inflación para determinar su valor.

El Gobierno de la Ciudad de México hizo una propuesta para elevarlo a 86.33 pesos, pero no fue aceptada por la Conasami. El organismo determinó que el mínimo se topará en 73.04 pesos por día para este año.

La Comisión advirtió que el aumento no puede darse por decreto y primero procedió a unificar las zonas salariales y a separarlo de factores administrativos, como multas y créditos hipotecarios.

Alfonso Navarrete Prida, Secretario del Trabajo, señaló que la Comisión está trabajando en una nueva metodología derivado de la desindexación.

“La metodología es diversa porque Conasami sólo tiene un funcionario de Gobierno y representantes de los factores de la producción (del sector obrero y patronal), y ellos son los que se ponen de acuerdo.

“Esta nueva metodología la vamos a hacer pública en cuanto la Conasami nos la presente, en cuanto el Congreso de la Unión pueda emitir la ley donde se dé a conocer la nueva unidad de medida (que sustituye al salario mínimo)”, afirmó.