Excélsior

Las comisiones de Hacienda y Estudios Legislativos del Senado aprobaron por unanimidad el dictamen de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios, con la cual los gobiernos locales no podrán aumentar su endeudamiento en tres por ciento anual.

 

 

Además de obligarse a destinar sus excedentes fiscales en forma exclusiva al pago de deuda, se realizó una adición a la minuta enviada desde la Cámara de Diputados, con lo cual, estados y municipios de “bajo endeudamiento” y que cumplan cabalmente con sus obligaciones crediticias podrán subir su deuda hasta en 15%.

Para la aprobación de las deudas de las entidades, los congresos locales deberán sujetarse a las nuevas reglas cuando necesiten adquirir montos extras a sus presupuestos aprobados y los montos máximos de deuda deberán ser fijados por las dos terceras partes de los congresos estatales.

El dictamen establece además que estados y municipios deberán registrar su deuda pública en el Registro Público Único y se ordena la fiscalización de las entidades y el pago puntual de su deuda como requisito para acceder a la Garantía Soberana o préstamos del sector público.

Esta ley pasará al Pleno del Senado y en virtud de que tuvo modificaciones será turnada nuevamente a la Cámara de Diputados para su aprobación.