Excélsior

Elementos de la División Antidrogas de la Policía Federal localizaron y destruyeron tres sembradíos de amapola con más de 900 mil plantas, además rescataron a un tigre y un puma que se encontraban en cautiverio.

 

El operativo federal se llevó a cabo en la comunidad “La Haciendita”, en el municipio de Ocuilan, Estado de México, tras una denuncia ciudadana, donde se reportaba a sujetos armados que llevaban campesinos para la siembra de enervantes, por lo que de inmediato se trasladaron a la zona y tras realizar recorridos de reconocimiento, localizaron los sembradíos.

Se trata de tres predios, uno de aproximadamente de 18 mil metros cuadrados, otro de 6 mil 750 y uno más de 4 mil 150, con una densidad por metro cuadrado de 30 plantas de amapola contabilizándose 900 mil, aproximadamente, que fueron destruidas.

Los elementos federales al revisar la zona se percataron que la manguera con que eran regados los plantíos provenía de una construcción cercana, por lo que fueron a revisar, encontrando en el patio seis vehículos de diferentes marcas en su mayoría camionetas, que fueron abandonadas recientemente y una escopeta retrocarga.

También localizaron dentro del inmueble una construcción tipo jaula donde se encontraban en cautiverio un tigre y un puma, por lo que la zona fue asegurada, hasta la llegada de personal de la Agencia del Ministerio Público Federal, y se estableció coordinación con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).