Excélsior

Las autoridades de salud reconocen además del Tamiflu (oseltamivir), al antiviral Relenza (zanamivir) para tratar la influenza.

 

 

De acuerdo con la Dirección General de Epidemiología, ambos son medicamentos antivirales inhibidores de neuraminidasa que actúan contra los virus de la influenza A y B.

La Secretaría de Salud de Jalisco informó en días pasados que había iniciado ya la administración del zanamivir en personas con diagnóstico de influenza.

En 2009, cuando se decretó la pandemia por el virus de influenza, la Secretaría de Salud federal dio a conocer que había dos antivirales para tratar el padecimiento: oseltamivir y zanamivir.

Desde el martes, Excélsior solicitó una entrevista a la dependencia para saber los criterios bajo los cuales se determina qué antiviral utilizar y las dosis existentes, sin obtener hasta este momento respuesta.

Esto en medio del desabasto de oseltavimir que se registra en el país y que según la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex) es de 35 por ciento.

Según información de la página de la Dirección General de Epidemiología, el tratamiento antiviral temprano puede reducir la duración de la fiebre y los síntomas de la enfermedad, y reducir el riesgo de sufrir complicaciones.

El tratamiento con oseltamivir en dosis pediátricas se recomienda a 3 mg/kg al día, dividido en dos tomas, mientras para un adulto la dosis es de 75 mg/kg dos veces al día con una duración recomendada de cinco días.

Mientras que el zanamivir se administra 10 mg (dos inhalaciones) dos veces al día en mayores de siete años, ya que no está aprobado el uso para niños más pequeños.

Por su parte, el secretario de Salud federal, José Narro Robles, dijo que no hay una epidemia y que hay menos de tres mil casos de influenza en el territorio nacional. Señaló que no hay necesidad de declarar algún tipo de contingencia.