Excélsior

Policías ministeriales y elementos de seguridad privada resguardan las instalaciones de la Escuela Secundaria General número 8 Ramón López Velarde, ubicada en la colonia Gómez Portugal en Aguascalientes, ante las amenazas de supuestos familiares de un líder de la delincuencia organizada.

 

 

Desde el pasado ciclo escolar, los docentes comenzaron a vivir una serie de agresiones físicas y verbales por parte de una madre de familia y su esposo, quien presuntamente es hermano de uno de los líderes de un cártel, abatido por marinos en junio del 2011.

De acuerdo con los afectados, las agresiones verbales y físicas derivaron de las bajas calificaciones que obtenía su hijo.

El problema es por las calificaciones del niño, que exige la mamá que le pongan calificaciones; agrede a los maestros; los niños no pueden voltear a ver al niño porque: ¿qué me ves?”, asegura Rodrigo, padre de familia.

Ante la situación, algunos docentes solicitaron cambio de institución y la presidenta de la mesa directiva tuvo que abandonar el estado con toda su familia, luego de que fuera amenazada.

A una maestra la mandó al hospital el año pasado porque la agredió y creo que le lastimó el brazo y una pierna”, dijo María, madre de familia.

Dos denuncias en contra de la madre de familia y su esposo se han interpuesto por insultos y agresiones físicas; sin embargo, las autoridades se habían negado a brindarles protección hasta que decidieron suspender labores y alzar la voz, señaló el subdirector de la escuela, Humberto Herrera Mireles.

“Sí hay denuncias; no las que deben de ser. Hay cierto temor de hacer esa denuncia”, aseguró el directivo escolar.

Directivos se reunieron a puerta cerrada con los padres de familia para tratar de calmar los ánimos, ya que algunos han comenzado a sacar a sus hijos de la institución educativa, al ser víctimas de agresiones.

La señora viene y nos golpea a veces o nos dice cosas”, confesó una de las alumnas del plantel.

Todos los niños tienen miedo hasta de voltearlo a ver porque los amenaza que los va a golpear y luego agrede a los niños en la escuela y hasta afuera de la escuela los agrede”, dijo María, la madre de familia.

Pese a la situación, la Secretaría de Seguridad Pública en el Estado informó, a través de su área de Comunicación Social, que no implementarán un operativo especial en la escuela, al no ser necesario.