El Universal

El PRD impugnará la candidatura a gobernador de Oaxaca del senador con licencia Benjamín Robles Montoya, bajo el argumento de que es inelegible por haber participado en un proceso interno en el sol azteca y ahora, de manera simultánea, pretende lanzarse como abanderado al gobierno de la entidad por el PT.

 

 

Pese a ello, Robles Montoya afirmó que busca el apoyo de otros organismos como Morena y Encuentro Social (PES) para que su candidatura tenga más fuerza. “Con todos los partidos, no personalizo, voy a hablar con todos, con Morena, con el PES, todos los que quieran darme unos minutos. Claro, excepto con el PRI, PVEM y PRD”.

Tras el llamado de Benjamín Robles Montoya a otras fuerzas políticas para que se sumen a su candidatura, el líder nacional del PES, Hugo Éric Flores, dijo que están abiertos a un posible apoyo al ex perredista. Incluso, ayer se reunieron para abordar el tema y en esta semana, suman ya tres encuentros entre ambos políticos.

Por el contrario, la dirigencia del Movimiento Regeneración Nacional se abstendrá de apoyar al senador con licencia, informaron fuentes internas del partido.

Altamirano, contra postulación. En entrevista con EL UNIVERSAL, el presidente del PRD en Oaxaca, Carol Altamirano Antonio, dijo que la primera vía de impugnación argumentará que Robles Montoya concluyó el proceso interno de selección de candidato a gobernador del PRD, donde resultó ganador José Antonio Estefan Garfias. Al no resultar favorecido por el consejo perredista, el senador con licencia ahora es arropado por el PT, partido que ha definido lanzarlo como su abanderado para las elecciones del 5 de junio, situación que es ilegal.

“Estamos revisando la ley y vamos a impugnar la candidatura. Lo que haremos es utilizar la ley para poder combatir la maniobra que es orquestada por el PRI desde la Secretaría de Gobernación, como un pago por el favor que le hizo al PT al devolverle el registro como partido”, declaró.

El presidente del Consejo Nacional del PRD, Ángel Ávila, expresó que “evidentemente lo vamos a impugnar por chapulineo” para defender la legitimidad del Consejo Estatal del PRD y la definición de que sea José Antonio Estefan Garfias el candidato a gobernador por la alianza PRD-PAN.

Detalló que el caso más reciente por el cual el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó una candidatura, fue en 2015, cuando el ex jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, se postuló para una diputación federal vía plurinominal por el PRD y al no quedar en las listas buscó —simultáneamente— ser candidato al mismo cargo por Movimiento Ciudadano (MC).

El TEPJF consideró que Ebrard transgredió la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales en su artículo 11, capítulo segundo que dice: “A ninguna persona podrá registrársele como candidato a distintos cargos de elección popular en el mismo proceso electoral; tampoco podrá ser candidato para un cargo federal de elección popular y simultáneamente para otro de los estados, de los municipios o del Distrito Federal. En este supuesto, si el registro para el cargo de la elección federal ya estuviera hecho, se procederá a la cancelación automática del registro respectivo”.

Altamirano Antonio explicó que “la otra vía impugnable de esa candidatura es que el partido de la estrella violó una cláusula del convenio de alianza firmado por los tres partidos (PRD, PAN y PT) de la coalición Con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca (CREO) en la que acatarían que el Consejo Estatal del sol azteca sería el órgano que definiría al aspirante a gobernador”.

De acuerdo con la cláusula tercera del convenio de coalición, del cual EL UNIVERSAL tiene una copia, “los partidos políticos integrantes (PAN y PT) acordaron que el PRD propondría la candidatura a gobernadora o gobernador del estado de Oaxaca”.

En respuesta, Robles Montoya aclaró que su candidatura no es impugnable y señaló al PRD de “hacer lo que está en sus manos para entregarle el gobierno al PRI”.

PRI está feliz: Basave. El presidente nacional del PRD, Agustín Basave, declaró que los más felices y que están aplaudiendo la candidatura de Robles Montoya son el PRI-gobierno.

Aseguró que la salida del PT de la alianza con el PRD-PAN y la decisión de lanzar a Robles Montoya como su candidato, sólo benefician al PRI.

“Los más contentos con la candidatura de Benjamín Robles son los priístas, de ahí se deben sacar conclusiones. Realmente quienes están aplaudiendo, están felices, a carcajadas, son el PRI-gobierno”, aseguró.