Cardiff. Autoridades regulatorias del futbol mundial dieron luz verde el sábado para el inicio de un período de prueba sobre el uso de la tecnología de video para asistir a los árbitros en los partidos en vivo desde la temporada 2017-2018.

La IFAB, el organismo legislativo del futbol, aprobó un período de ensayo de dos años para el uso de esta tecnología en cuatro casos polémicos puntuales: determinar si un gol fue anotado efectivamente, decidir expulsiones, establecer penales o despejar dudas sobre jugadores involucrados en una acción.

“Hemos tomado una decisión realmente histórica para el futbol. Ahora la IFAB y la FIFA están liderando el debate y no parándolo”, dijo el flamante presidente del ente regulador del futbol mundial, Gianni Infantino, en una conferencia de prensa con periodistas.

“Hemos demostrado que estamos escuchando al futbol y aplicando el sentido común. Debemos ser cautos, pero estamos tomando medidas concretas para mostrar que ha comenzado una nueva era en la FIFA y la IFAB”, agregó.

La IFAB está compuesta por cuatro miembros de la FIFA y un representante de cada una de las cuatro asociaciones británicas.

En lo que fue el cambio de normativa más importante en el futbol en más de 100 años, el comité también cambió las reglas referidas a los lanzamientos penales, el llamado “triple castigo” por negar oportunidades para anotar goles y el mismo puntapié inicial de los partidos, que ahora podrá realizarse en cualquier dirección en lugar de sólo hacia atrás.

Los árbitros también tendrán la facultad de mostrar la tarjeta roja a los jugadores por pelear en los túneles de entrada a la cancha o en el mismo césped antes de que comiencen los partidos.