La Nunciatura Apostólica en México transmitió la solidaridad y condolencias del Vaticano y del Papa Francisco a los deudos y familiares de las víctimas de la tragedia en la catedral “La Barca” de San Juan Bautista Tuxtepec, donde fallecieron cuatro personas y 22 más resultaron lesionadas.

“El Santo Padre, vivamente apenado al conocer la dolorosa noticia del accidente ocurrido en la construcción de la nueva catedral, que ha ocasionado varias víctimas, ofrece sufragios por el eterno descanso de los fallecidos”, refiere la misiva enviada al Obispo de Tuxtepec, Monseñor José Alberto González Juárez.

El documento suscrito por el Cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Papa, abundó: “Asimismo, ruego a nuestra excelencia que transmita el sentido pésame de su Santidad a los familiares de los que lloran la separación inesperada de sus seres queridos, así como su cercanía a los heridos y afectados por el trágico suceso”.

Concluye: “En estos momentos de dolor, el Papa Francisco imparte de corazón la bendición apostólica a los fieles de esa querida iglesia en particular, como signo de esperanza en el Cristo Resucitado”.

La tragedia se suscitó el pasado jueves aproximadamente a las 16:00 horas, en que se cayó la cimbra y el techo que se colaba en la catedral, ubicada en el centro de la ciudad de Tuxtepec, y donde laboraban 32 obreros.