Excelsior

Detrás de series como Grey’s Anatomy, Scandal y Sex and the City, están productoras, directoras y guionistas como Shonda Rhimes y Jenna Bans, quienes muestran historias que apelan a la igualdad

 

 

CIUDAD DE MÉXICO.- De un tiempo a la fecha se dice que la televisión vive una época de oro. No sólo por las historias o el tipo de producciones que se realizan. Va más allá. Hoy en día, la televisión en Estados Unidos es el lugar que las mujeres han adoptado como propio, al frente y detrás de cámaras.

En este último rubro, Shonda Rhimes, Susanne Bier, Jenna Bans, Sarah Gertrude Shapiro, Marty Noxon y Amy Harris, han tomado las riendas y presentado producciones que hoy en día son las reinas de los ratings en Estados Unidos.

Así, ellas celebran el Día Internacional de la Mujer en un sitio como Hollywood, en el que a últimas fechas se ha hablado de una menor paga para ellas, que el esnobismo es tal que pocas mujeres destacan detrás de cámaras al menos en el mundo del cine.

Es una fecha que sirve para evaluar la condición y la posición de las mujeres en cada país, en cada estado, en cada ciudad y para exigir que se cumplan los compromisos internacionales de derechos humanos para las mujeres, verificar logros, así como los retrocesos y retos, es que ellas, se dicen al mando de su propios proyectos.

“No hay duda que debe haber más mujeres detrás de cámaras y el intento ahí está. Cada vez hay más de ellas sobre todo en Europa. Todo se trata de hábitos porque la creatividad es la misma entre hombres y mujeres. La industria está lista para que haya más de nosotras y poco a poco va sucediendo. Todo está cambiando y confío en que se sigan abriendo estos espacios.

“De alguna forma, es un convencionalismo social o algo adaptado en la industria del entretenimiento, en donde se cree que las mujeres productoras o directoras sólo hacen un tipo de trabajo, pero de unos años a la fecha, la perspectiva se ha modificado, todo necesita acelerarse”, comentó vía telefónica la directora, guionista y productora de cine danesa, Susanne Bier, ganadora del Oscar (En un mundo mejor, 2010) y directora de la serie The Night Manager (El infiltrado) de la AMC.

Shonda Rhimes, 
de a tres

Por su parte la guionista, directora y productora Shonda Rhimes se dice agradecida porque la audiencia prefiera sus programas. En Estados Unidos tiene una barra los jueves denominada Thank God is Thursday (TGIT), en donde al hilo se transmiten tres de sus programas: Grey’s Anatomy, Scandal y How to Get Away with Murder, las cuales han sido renovadas para nuevas temporadas. Además, se alista el estreno de The Catch, su nueva producción.

“El reto es mantenerte fresca y creativa. Quieres retarte a ti misma y al mismo tiempo a tus actrices porque así ellas tienen algo nuevo y emocionante qué interpretar y mantienes contenta a tu audiencia. Tratamos de reflejar cómo es el mundo de hoy y muchos programas siguen esa línea, pero jamás sugeriría que eso es gracias a mí. Sería muy arrogante de mi parte”, dijo en conferencia de prensa.

Ellen Pompeo, protagonista de Grey’s Anatomy, señaló que Rhimes ha creado un movimiento mundial, contrario a lo que la propia productora piensa.

“No creo que le encantara la atención cuando comenzó. Ahora se siente bien con eso. Ella abrazó lo que estaba sucediendo y ha sido capaz de digerir el hecho de que tal vez dio lugar a un movimiento cultural hacia la conciencia, que se necesitaba tan desesperadamente. Se le puede llamar show runner, escritora, como quieran, pero ha movido a toda una nación”, dijo en conferencia de prensa.

Discípula de Shonda Rhimes, la guionista Jenna Bans (Amas de casa desesperadas) tiene la oportunidad de probarse a sí misma, no sólo como escritora, ahora como productora y creadora de la serie The Family, la cual se estrenó hace unos días en Estados Unidos. 
Ella afirmó que para la creación de un proyecto hay que hacerlo sin miedo.

“Escribir sin miedo y sin temor a no ser capaz de pensar en lo que viene después, eso es algo muy grande que aprendí de Shonda Rhimes, así como el alentarte a ti mismo y a tu equipo. Ella leyó el piloto y me dijo que le encantó porque es mi voz y mi forma de relatar una historia. Así que todo se trata de ir hacia adelante y escribir como se desee hacerlo y no con un patrón determinado”, indicó en su encuentro con diversos medios internacionales.

Tyra Banks sacude las mañanas

La exmodelo Tyra Banks es otro ejemplo de éxito en la televisión. Ella se retiró del modelaje en 2005 y desde entonces su carrera tomó un giro y se convirtió en productora y presentadora de dos programas de televisión: America’s Next Top Model y The Tyra Banks Show. El primero un éxito a nivel mundial. En fechas recientes volvió como conductora de FabLife, programa que se emite en las mañanas en Estados Unidos.

Para Banks el horario la tomó por sorpresa. Sin embargo, agarró al toro por los cuernos y buscó impulsar y hacer algo distinto.

“Necesitábamos sacudir las mañanas. Era tiempo para mí de volver y hacer algo, pero en esta ocasión no quise hacerlo sola, porque todo se trata de colaborar. Crecí viendo programas matutinos y todo era básicamente lo mismo. El mismo contenido, los sets idénticos o con colores similares, canciones prácticamente iguales, y los conductores sólo se iban rotando.

“No hay innovación en las mañanas, mientras que los horarios primetime tienen maravillas como las series How to Get Away with Murder y Scandal o Netflix con Orange is the New Black, o Amazon con Transparent. Ellos se arriesgan y eso estamos haciendo”, destacó.

Según la escritora Sarah Gertrude Shapiro y productora de UnReal (que se estrena el 29 de marzo por Lifetime), hoy las mujeres en la televisión están viviendo una especie de utopía.

“Al parecer hay muchas mujeres produciendo. Es como una utopía. Estamos obsesionados con las mujeres que están dirigiendo y produciendo. Nosotras hoy tenemos esa oportunidad y la estamos aprovechando”, señaló.

Amy Harris B. Harris, productora de Sex and the City quiso dar un giro con Wicked City. Si bien la producción fue cancelada, a ella le dio la oportunidad de crecer como creadora, escritora y productora, ya que saltó de una serie que hablaba sobre el amor para llegar a otra en donde una pareja de asesinos seriales, eran los protagonistas.

“Para muchos fue una sorpresa. Para mí, el programa es sobre personajes, disfuncionales, con problemas distintos a los de Sex and the City, que era sobre amor, las decepciones y averiguar quiénes eran. Ahora hablo sobre asesinos seriales, que buscan reconocimiento y amor, pero lo hago de una forma más oscura que me emocionó mucho”, dijo.

PARA SABER

Un productor de televisión es responsable de organizar los recursos humanos y técnicos necesarios para elaborar una serie o programa.

En gran medida es responsable del resultado artístico y técnico.

La producción de televisión informa, entretiene y eleva la cultura de los televidentes.

Show runner es la persona encargada del trabajo diario de un programa o serie de televisión. A diferencia del cine, donde los directores se encargan de todo el apartado

creativo de la producción, el trabajo del show runner en televisión está por encima del director; normalmente, suele ser uno de los guionistas o creadores del programa y aparecen acreditados como productores ejecutivos.

EN LUCHA POR LA IGUALDAD

Tal como sucedió el año pasado, cuando las mujeres se pronunciaron por la equidad de género, como la actriz Patricia Arquette o la protagonista de Harry Potter, Emma Watson, quien a través de la campaña #HeForShe de la ONU, impulsa la igualdad de géneros, este 2016 Kate Winslet hizo lo propio, cuando el pasado 14 de febrero ofreció un discurso al ganar el premio Bafta como Mejor Actriz de Reparto: “Cuando tenía 14 años, mi profesora de interpretación me dijo que me iría bien si no me importaba conformarme con papeles de chica gorda. No la escuché y seguí adelante para superar mis miedos”.

La propia Emma Watson sigue determinada a hacer del mundo un lugar mejor para las mujeres. Reveló que se tomará un año libre de la actuación para ocuparse de la campaña #HeForShe, la cual la ha motivado a investigar y formular nuevas ideas en su lucha por el feminismo.

Además, está la promesa de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de duplicar el número de mujeres y minorías en su membresía para el 2020. También está la investigación en curso de la Comisión para Oportunidades Igualitarias de Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés) de posibles prácticas de contrataciones discriminatorias hacia las mujeres directoras.