Oaxaca, Oax. Carmina Alfonsa Santiago, como todos los días camina por las calles de su natal San Bartolomé Quialana para llegar a su trabajo; este 8 de marzo, es un día como cualquiera, nadie le ofrece un reconocimiento, ni mucho menos unas flores o un abrazo. Tampoco las espera porque ha trabajado desde pequeña, jornadas de más de 10 horas, sin ninguna remuneración.

 

 

Ella es una joven madre de 23 años de edad, casada desde los 17, pero abandonada por el esposo hace tres años, quien fue a buscar el sueño americano. Sin embargo, ella lleva el peso de los quehaceres domésticos, barre, desde las 5 de la mañana, está de pie para ir al molino, hacer sus tortillas y hacer todas las demás actividades para después ir a dejar a sus pequeños a la escuela y finalmente dirigirse a pie hasta los invernaderos de tomates, de poblaciones circunvecinas.

Alfonsa, como gusta que le llamen, trabaja desde las 5 de la mañana, hasta las 10 de la noche; pero se lamenta no poder encontrar un trabajo formal para poder darle una calidad de vida mejor a sus pequeños, porque no terminó ni la secundaria. En los invernaderos ella trabaja por un día y tan solo le pagan 50 u 80 pesos diarios.

“Nuestra realidad como mujeres en un pueblo es difícil, quizás doblemente que mujeres que están en una fábrica o en una empresa”, sostiene mientras se le pierde la mirada entre las paredes de su casa, para denotar la prisa que lleva porque tiene muchas cosas que hacer.

Los orígenes del Día Internacional de la Mujer

Es la realidad de muchas mujeres, quienes no recuerdan o no saben que hoy se conmemora el Día de la Mujer, y que tiene sus antecedentes en 1911, cuando un incendio en una fábrica de Nueva York que acabó con la vida de más de 140 trabajadores, la mayoría de ellos, mujeres.

Desde 1857, el mes de marzo se había convertido en el mes de las movilizaciones obreras en Estados Unidos por los derechos de las trabajadoras. En marzo de 1908, más de 15,000 personas exigieron en las calles de Nueva York mejoras salariales, derecho al voto para las mujeres, reducción de la jornada y condiciones laborales dignas. Según publicación en el portal Economíahoy.com

Días después, el 25 de marzo de 1911 el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist sirvió como catalizador para conmemorar el Día de la Mujer en este mes. El día serviría también como homenaje a las fallecidas de la fábrica textil, creando un gran eco a nivel mundial. La tragedia repercutió en la legislación laboral estadounidense y en la necesidad de que las mujeres gozaran de condiciones laborales adecuadas.

Durante la Primera Guerra Mundial, tal como menciona Montserrat Barba Pan, experta en feminismo, la Revolución Soviética, también escogió esta fecha para que las mujeres se posicionaran unidas en contra de las tiranías y a favor de la paz y la igualdad.

Finalmente, el 8 de marzo acabó de oficializarse en 1977, cuando la Asamblea General Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el Día Internacional por los Derechos de la Mujer.

El 50-50, no es realidad en Oaxaca

Por su parte la Organización de las Naciones Unidad (ONU) Mujeres estableció el lema “Por un planeta 50-50 en 2030: Demos el paso para la igualdad de género” para este año 2016. Que va de acuerdo a la petición de las mujeres, sobre todo en el aspecto político y que a pesar de las leyes, no se da cumplimiento toda vez que los partidos aun prefieren que el poder esté en manos de hombres.

Para el Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos, que a pesar de los avances que las nuevas generaciones de mujeres han cosechado tras décadas de constantes luchas de feministas que han conquistado una gama de derechos, en Oaxaca se registran preocupantes índices de violencia de género, como los 20 asesinatos de mujeres registrados en lo que va del 2016 o el hecho de que 89.2% de las mujeres enfrentan violencia psicológica, 25.8% violencia física y 11.7% violencia sexual, éstos últimos datos reportados por la Encesta Nacional de las Dinámicas de las Relaciones en el Hogar (ENDIREH, 2011).

Además, la falta de una educación sexual integral e información real con perspectiva de género trae consigo problemáticas de salud pública, sobre todo los embarazos en mujeres adolescentes, lo cual hace que Oaxaca supere el promedio nacional de 77 nacimientos por cada mil mujeres en ese rango de edad, ya que en la entidad ocurren 94 nacimientos, según estimaciones del Consejo Nacional de Población (Conapo).

 

Participación de mujeres en puestos de dirección el gran pendiente

La participación de las mujeres en los puestos de dirección y toma de decisiones, es otro de los grandes pendientes, ante la nula presencia de las mujeres en el gabinete legal de la administración estatal, el 38.1% en la LXII Legislatura Local y apenas las 20 presidentas que a finales de 2015 gobernaban uno de los 570 municipios que conforman la entidad, no se diga a nivel federal, que también presenta una escasa en puestos de mando por parte de las mujeres.

En el sector económico, mujeres no avanzan

Y en lo que respecta al sector económico, de las más de 790 mil personas ocupadas que se tienen en poco más de 250 mil establecimientos reportados por los Censos Económicos 2014 en Oaxaca, las mujeres alcanzaron el 48.1 por ciento, mientras que en el sector privado y paraestatal laboraron alrededor de 479 mil personas, de las cuales 49.2% eran mujeres y 50.8% hombres.

El comercio concentra el mayor porcentaje de personal ocupado femenino con el 55.9%, seguido de los servicios financieros con el 51.8%, con una cifra parecida servicios privados no financieros 51.6 por ciento.

La menor participación femenina se registró en el sector construcción 9.3%, y pesca y acuicultura donde únicamente el 6.3% del personal son mujeres.