ENTRE los damnificados del huracán “Beto” que devastó al priismo de Quintana Roo, está Ulises Ruiz, que por hacerse cómplice de Roberto Borge, terminó perdiendo la chamba.

 

 

EL OAXAQUEÑO ya fue destituido como delegado especial del PRI y en su lugar fue nombrado otro ex gobernador, el tabasqueño Manuel Andrade.

Fuente: Templo Mayor