Excélsior

La Procuraduría General de la República (PGR) apeló la decisión de un juez contra la reclasificación del delito y la fianza, otorgada a Jorge Emilio Esquivel Muñoz, alias “El Yorch”, a quien se le reclasificaron los delitos federales por los que fue consignado, toda vez que el Ministerio Público no fue notificado.

 

Este lunes la dependencia informó que el Juzgado Décimo Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, le dictó auto de formal prisión a “El Yorch” y a pensar de que fue consignado por su probable responsabilidad en la comisión del Delito de Contra la Salud en la modalidad de posesión con fines de comercio (venta), de los narcóticos denominados cannabis sativa L y cocaína, previsto y sancionado en la Ley General de Salud y Contra la Salud, así como del narcótico denominado Clonazepam, previsto y sancionado en el Código Penal Federal y la Ley General de Salud, el impartidor de justicia decidió reclasificar el delito permitiendo con esto que alcanzará el beneficio de libertad.

El juzgador fijó una fianza por concepto de Obligaciones Procesales de 5 mil pesos de sanción pecuniaria por la posesión simple de mariguana y cocaína, 70 pesos por el mismo concepto y por la posesión simple de Clonazepan 3 mil 652 pesos, dando un total de 8 mil 722 pesos.

El procesado fue detenido en las inmediaciones de Ciudad Universitaria derivado de una denuncia anónima, al ser interceptado, estaba en posesión de 50 envoltorios de cocaína en piedra, 26 pastillas psicotrópicas “Rivotril” y una bolsa con mariguana, con un peso aproximado de 300 gramos, que pretendía comercializar en las inmediaciones de la UNAM.

Jorge Emilio Esquivel Muñoz, alias “El Yorch” pertenece al grupo de activistas que mantienen tomadas las instalaciones del auditorio Justo Sierra, autodenominado por este grupo como ‘Che Guevara’, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y quienes tras la detención de este protestaron violentamente y quemaron un vehículo de seguridad de la máxima casa de estudio del país, situación que también fue denunciada.