Juan Carlos Zavala

Trabajadores de base de la Cámara de Diputados del Estado de Oaxaca tomaron sus oficinas sindicales para exigir se convoque a asamblea general con el fin de elegir democráticamente a sus nuevos delegados sindicales.

 

 

Los trabajadores adheridos al Sindicato de Trabajadores de los Poderes del Estado e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal de Oaxaca (STPEIDCEO) denunciaron que Carmela Juárez Martínez y Carlos Ulises Hernández Zárate, quienes llevan más de cinco años como delegados sindicales, se han negado a convocar a una asamblea general.

“Ellos no nos representan dignamente, pues haciendo caso omiso de nuestros derechos, se han beneficiado de los apoyos que nos corresponden como trabajadores de base”.

El viernes cuatro de marzo se había convocado a asamblea general para llevar a cabo la elección; sin embargo, al ver que los votos no les favorecían a Carmela Juárez y a Ulises Hernández para mantenerse como delegados sindicales, rompieron la asamblea general.

Estos delegados, que se han mantenido por cinco años, se niegan a llevar a cabo una asamblea en el que voto sea libre y secreto; pretenden, de acuerdo con los trabajadores inconformes, que la votación sea a mano alzada con la intención de poder coaccionar el voto.

Asimismo, los acusaron de nepotismo porque regularmente ingresan a sus familiares en la nómina del Congreso del Estado y de retener las prestaciones laborales que corresponden a cada uno de los trabajadores sindicales.

Recientemente, afirmaron, les retuvieron un bono superior a los 800 pesos que correspondía como parte de sus prestaciones y únicamente distribuyeron este dinero discrecionalmente a algunos cuantos trabajadores.

“Se han servido con la cuchara grande. Necesitamos un cambio para sanear estas anomalías por el bienestar de la base trabajadora; pero Carmela y Ulises se han perpetuado en el poder manipulando siempre las asambleas y evitando el uso del voto secreto”.

La renovación de los delegados sindicales debe hacer cada año, pero estos se han mantenido durante cinco años porque no han convocado a asamblea general y presuntamente han falsificado las firmas de los trabajadores.

Los trabajadores exigieron al Comité Ejecutivo del STPEIDCEO que de manera urgente exija a estos dos delegados convoquen a asamblea para el cambio de la delegación sindical en las instalaciones de su edificio.

“Ya basta de tanta corrupción, vicios, prepotencia e intimidación. A los compañeros que tienen miedo les decimos basta de quedarse callados y pensar cobardemente que no deben alzar la voz para no tener problemas, basta de ser conformista, basta de ser servil y dejarse humillar por una dádiva”, manifestaron.