¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

Cada vez que compartimos lo que tenemos o lo que sabemos o reflexionamos permitimos que otros tengan herramientas para poder tener pensamientos equilibrados y sólidos. El saber pensar nos hace mejores porque si controlamos lo que pensamos podemos controlar lo que somos o queremos ser. Faby Saide, un muy querido amigo que siempre tiene la bondad de leer lo que le envió con agudeza y talento, hoy, me dio la sorpresa al enviarme algo maravilloso que es digno de ser compartido para todos. Estas son de Brahma Kumaris:

 

 

“Para sentirme pleno tengo que ser estable, para ser estable necesito REDEFINIR, encontrar nuevos significados y restablecer el equilibrio entre:

Ser alegre pero no extrovertido (en sentido negativo). Ser sincero pero no herir. Ser firme en las ideas pero no arrogante. Ser humilde pero no sumiso. Ser rápido pero no impreciso. Estar contento pero no ser complaciente. Ser despreocupado pero no descuidado. Ser amoroso pero no apegado. Ser pacífico pero no pasivo. Ser disciplinado pero no rígido. Ser flexible pero no débil. Ser comunicativo pero no exagerado. Ser obediente pero no ciego. Ser dulce pero no pegajoso. Ser moldeable pero no tonto. Ser introvertido pero no cerrado. Ser valiente pero no agresivo”

Hay palabras y reflexiones que son el producto de la experiencia y del cariño a uno y a los demás, por eso son sabias y respetables, por esa razón los que saben dicen que es mejor respetar y honrar la palabra a dejar que las cosas tengan un mal caminon que nos conduzcan al fracaso, horror y terror en la vida.

Cuando hablamos de resultados, tenemos que reconocer que es lógico que las cosas terminen mal, muy mal, cuando empiezan mal, por tal motivo el Secretario de Gobernación declaró en un acto que, la estrategia de la lucha o guerra contra el narcotráfico desarrollada por Felipe Calderón, inicio mal, porque no tuvo la visión para encararla, solamente se desató con los resultados de la tragedia que ahora vemos. Miles y miles de muertos, miles y miles de encarcelados injustamente, miles de desplazados y miles de desaparecidos.

De acuerdo a los datos oficiales existen en México más de 27 mil desaparecidos, en otros cálculos conservadores se hablan de 32 mil como mínimo, donde uno de los sectores más afectados e ignorados son los niños. Donde muchos, de acuerdo con los reportes internacionales, se pueden clasificar dentro de las “desapariciones forzadas”. Por desgracia, ante la pasividad y el dejar imponerse esa política decretada por los Estados Unidos, ha arrastrado al gobierno de Enrique Peña Nieto a considerarse, también, como responsable de los graves resultados de esa guerra contra el crimen organizado, cuando se podría considerar como una víctima más de la traición y la imposición ordenada por Felipe Calderón, que ha dejado al país en un baño de sangre, de tal forma que Zedill0 y Vicente Fox, hacen responsable de esa tragedia al mismo Calderón que, cínicamente, se sigue protegiendo bajo los faldones del entreguismo, sin explicar el uso y abuso de los fondos públicos utilizados en esa su guerra particular en donde, en diez años del panismo, en esa guerra, se utilizaron más de 467 MIL MILLONES DE PESOS”, muchos millones donde muchos funcionarios, políticos y policías se han convertido en hombres inmensamente ricos. Solamente, durante el gobierno de Calderón, su guerra ha costado a México más de 70 mil asesinados, “incluso más que las 58 mil pérdidas humanas de EU a raíz de la guerra con Vietnam”. También hay que considerar que en la dictadura Argentina, en diez años, con la dictadura más violenta y sangrienta que se recuerde en América Latina, desaparecieron 30 mil argentinos, y el pueblo no ha dejado de recordar a sus desaparecidos y demandar justicia por ellos llevando a los responsables ante las autoridades, en cambio en México, un asesino como Calderón, cuenta con la impunidad y la protección llegada y arropada desde EU.

Y cuando hablamos de un gasto de 467 mil millones de pesos durante el gobierno de Felipe Calderón, todavía tenemos que sumar lo que cuesta en el gobierno de Fox y en el actual gobierno, son miles y miles de millones que bien aplicados a salud, comida, empleos, educación, habitación, se hubieran resulto muchos de los graves problemas que padece en país, pero no, prefirieron hacerle el caldo gordo a los gringos para comprarles armas y equipos, tecnología para la represión y no para la solución; sin poder culpar al actual gobierno del inicio de la masacre, no se puede olvidar que al ser cómplice del mismo sistema está comprometiendo su futuro y el juicio histórico al que se someterá en un tiempo al dejar el poder. Todavía es tiempo de dar un golpe de timón y retornar a nuevos procedimientos y sistemas. Nosotros, caímos en la represión y la confrontación, mientras en los EU se hacían las negociaciones para le legalización y ahora, estamos en el proceso de la legalización de la marihuana con fines médicos, pero no vemos lo que hay en la realidad y continuamos criminalizando lo que allá, ya está legalizado y explotan como un enorme nicho de mercado con enormes utilidades… si seremos pentontos, no hay duda. Vender el trasero no les ha dado mucho resultado a los entreguistas.