De pronto como estrella de Rock Star, de alguna de las bandas de “mode”, Guns and Roses, The Killers, Radiohead, The Door, Foreigner, Coldplay, Linkin Park, Muse; entre las sobrias rejas que circundan el Palacio de Cobián, -llamado así desde 1902, cuando don Feliciano Cobián y Fernández del Valle, el más importante empresario algodonero de la Comarca Lagunera y miembro destacado de una familia de banqueros, decidió mudarse a la Ciudad de México…

 

 

Adquiriendo el predio- apareció Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, en mangas de camisa blanca, símbolo de la paz, la paz buena no la de los sepulcros, la de los “daños colaterales” de Calderón, luciendo un juvenil chaleco negro y una disimulada sonrisa, eran las 14:30 P.M. del pasado miércoles, el motivo atender –“encarar” apuntaban sus panegiristas- a “centenares de campesinos y campesinas que integran el Frente Auténtico del Campo, que acampaban en las inmediaciones de Gobernación, a quienes les planteó sin cortapisas, diálogo y atención a sus demandas en materia de seguridad, educación, materia agraria y prevención de abusos contra las mujeres”, en menos de lo que “canta un gallo” se acordó instalar “mesas de trabajo” y el resto del tiempo el secretario lo utilizó para estrechar las manos rasposas de los y las campesinas, tomarse la foto y muchas “selfies”; el acto, ocurrió un año y cinco meses después de “aquél histórico encuentro callejero con los estudiantes del Politécnico Nacional” y si nos permiten una apreciación –que puede estar equivocada- se percibió como un cita más arreglada que el Chivas-América del domingo; en esta misma semana, lo comentamos ayer, le puso –Osorio- el “cascabel al gato” del calderonato, al endosarle, culparle, reclamarle los resultados de su guerra fallida; por lo que se advierte, el gobierno federal, o mejor dicho el Presidente Peña, da la impresión de haber cambiado su estrategia en dos temas, plantarle cara a Donald Trump –antes ya lo había hecho con Nicolás Maduro al recibir la Secretaria de Relaciones a Lilian Tintori-; y comenzar a mover sus fichas de cara a la sucesión presidencial del 2018; en ese contexto se inscriben –también- las recientes encuestas que colocan a Osorio Chong como el mejor posicionado en tal ruta, incluso superando en algunas a Andrés Manuel; mediciones muy bien pensadas que ya están sembrando la percepción de que se trata de un ganador –lejanos están los días de la fuga del Chapo cuando una mayoría de aficionados ya lo daban por muerto- frente a los que no crecieron, Meade, Nuño y Videgaray, este último, al que siendo el de más confianza y afecto –se dice- al día de hoy –Peña- tendría que aplicarle la máxima de Ruiz Cortines “nos ganaron compadre, nos ganaron”; como plan “B” se advierte a Manlio Fabio Beltrones, él ocuparía el lugar del “echado para adelante”, el retador, el que gana batalla por batalla, no se rinde y si pierde alguna “mañana comienza otra vez” –Beltrones dixit- su inclusión en la disputa de la candidatura priísta depende de los resultados del próximo 5 de junio; en el otro extremo, Andrés Manuel, que es un fajador nato, ya percibió la intención y como debe de ser –en su estilo- ya se subió al ring, ayer acusó a Osorio de haberlo bajado del avión presidencial, bueno de haber litigado con los Magistrados del TEPJF el retiro del spot en el que hace alusión a tan segura aeronave; dijo saber, incluso, que hubo un magistrado que se opuso, vaya usted a saber; lo cierto es, que el debate entre Osorio y López Obrador, ya comenzó a perfilarse; y ya de salida, de refilón, Andrés Manuel, le dedicó a Mancera un “ya se ladeó, abandonó lo que nosotros representamos” y le dio nivel “ya tomó partido, está muy cerca de Chong, de Peña Nieto”, es viernes “hoy toca” –Dehesa dixit-, ¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡ 5 años de resistencia…ya solo faltan 263 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia !….

RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / RCMULTIMEDIOS.MX / @rcperseguido