El País

La semana pasada en la Ciudad de México y la entidad que la rodea unos fuertes vientos provocaron el caos. En Metepec, a unos 70 kilómetros de la capital, ya en el Estado de México, un anuncio espectacular cayó sobre dos coches y el vídeo circuló por todos los smartphones y redes sociales. Cuatro personas resultaron heridas. Una de ellas muy grave. Y en medio de la vorágine de árboles caídos y escuelas cerradas, el presentador de la cadena de televisión más importante del país vio claro su objetivo. Había que entrevistarla antes que nadie, aunque estuviera convaleciente en un hospital. Carlos Loret de Mola la sacó en su programa de Televisa en riguroso directo junto al subdirector del hospital. Las redes estallaron de memes y burlas al presentador. Este fin de semana ha pedido perdón en un comunicado.

 

 

“Si ofendí a alguien con la entrevista de esta mañana con la señora Minerva, ofrezco una disculpa”, apuntaba el periodista. Y justificó el interés informativo: “Después de toda la difusión que tuvo la imagen de su accidente, saber que había sido operada con éxito, que estaba a unos días de ser dada de alta y a unas semanas de recuperar su vida habitual, me resultó admirable y sin querer me noté imprudente”, confesaba este sábado Loret de Mola.

Las redes lo habían crucificado un día antes. Su nombre fue trending topic, con más de 6.000 tuits incendiarios. Las preguntas que le hizo a la víctima fueron el tema principal del ingenio cómico de los tuiteros.

La señora Minerva no tuvo una recuperación tranquila. Además de salir en directo en el programa de Loret de Mola, recibió la visita del secretario de Salud Pública del Estado de México que también quiso registrar el momento en vídeo. César Gómez Monge publicó en su página de Facebook una entrevista personal con la víctima muy similar a la criticada de Televisa. “Hola, Doña Minerva, si puede saludar…”, así presentaba de nuevo a la señora a la que tuvieron que reconstruir la columna en un tiempo récord. “Estamos bien, aún estamos vivos”, logra decir la víctima con dificultad desde la cama de hospital y con la cabeza vendada.

El presentador apunta a que fueron los médicos quienes dieron el permiso para realizar la entrevista. Y según el comportamiento de su jefe, Gómez Monge, es evidente que desde el sistema de salud no hubo ningún inconveniente en un principio en sacar en directo a una mujer herida de gravedad. “Lo importante es que la señora Minerva está fuera de peligro”, resumía Loret de Mola en su comunicado. Todos quisieron sumarse al “milagro” viral de la señora Minerva.