CANCHA

Guadalajara. América se llevó el Clásico Nacional con alta dosis de polémica.

Las Águilas derrotaron de visitantes 2-1 a las Chivas Rayadas del Guadalajara en el cierre de la Jornada 10 del Clausura 2016, donde el arbitraje de Fernando Guerrero fue protagonista.

En el primer tiempo, el silbante le anuló un tanto a Isaac Brizuela por supuesto fuera de lugar, además de no marcar, de acuerdo a las Chivas, un penal sobre Omar Bravo antes del medio tiempo.

En el complemento, al 49′, Darwin Quintero sacó un potente disparo que tuvo un ligero desvío y se coló a la meta de Rodolfo

 

Al 60′, Rubens Sambueza desbordó por banda izquierda y centró para Oribe Peralta, quien sin marca puso el 2-0.

Todavía no se recuperaba el Guadalajara, cuando se quedó con 10 hombres por una expulsión a Carlos Cisneros, lo que provocó una trifulca que no pasó a mayores.

Paolo Goltz también se iría a las regaderas al 69′ por una absurda patada.

Carlos Peña, quien ingresó de cambio, pondría el descuento al 73′. El “Gullit” estuvo en el ojo del huracán por una supuesta indisciplina que lo marginó del duelo de Copa MX.

Al Rebaño le anularían otro tanto, pero en éste sí se vio clara la posición adelantada.

Miguel Samudio sacó un remate en la línea de gol evitando el empate para los locales.

Al 95′, Omar Bravo sacó un remate que se fue por un costado ante el festejo de la afición del Rebaño.

Con este resultado, las Águilas se quedaron con 18 puntos por 9 del Rebaño, que siguen sin ganar en casa, donde acumula cuatro empates y un descalabro.