*Durante a de un año su “remodelación” se quedó en promesa

 

 

Nayely Aldán

Puerto Escondido, Oax.-Después de más de un año de que el primer edil José Antonio Aragón Roldán diera el “banderazo” de inicio del parque El Idilio ubicado en pleno centro de esta ciudad, dejándolo únicamente en demolición, por fin hoy dieron inicio los trabajos de reconstrucción del mismo.

Los regidores de mayoría de San Pedro Mixtepec, acompañados de los integrantes del Comité de Contraloría Social que integran Olga Livia Cortes Loaeza, Benjamín Reyes Mayren, Gabriel González Galguera entre otros y el agente municipal de Puerto Escondido dieron un recorrido por el lugar y se dio arranque con esa relevante y polémica tan esperada obra.

Tanto habitantes de esta turística ciudad como visitantes dijeron extrañar el colorido y la sombra del arbolado que otrora caracterizaba a este parque, que ante la poca visión de los gobernantes han querido convertir en una “galera” multiusos, encementando el reducido espacio, matando el pulmón del lugar.

Ante tal acto, los integrantes del Comité de Contraloría Social, expresamente creado para revisión de dicha obra, propusieron un proyecto de remodelación del parque, mismo que esperan este terminando lo más pronto posible.

Por su parte, los regidores de mayoría, quienes después de la resolución obtenida por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación reciben las aportaciones del ramo 28 y 33 (fondos III y IV) del municipio de San Pedro Mixtepec, hicieron un recorrido para dar inicio con dicha obra tan esperada así como la remodelación de la Unidad Deportiva Benito Juárez, que también el primer edil dejó en ruinas.

Así, en este mes de marzo se espera un avance en la sobras para San Pedro Mixtepec y el uso transparentado de los recursos por parte de los regidores de mayoría que trabajan independientes del primer edil, ya que José Antonio Aragón Roldán aún no rinde cuentas ante la Auditoría Superior del Estado de Oaxaca (ASEO) del ejercicio fiscal 2014 ni 2015, ni ha detallado el uso de los 15 millones de pesos que pidió en préstamo que le otorgó BANOBRAS, del cual a pesar de no haber sido utilizado en obras públicas ya se le descuenta 800 mil pesos al mes al erario público de este municipio.