24 Horas

. El gobierno de Jalisco se pronunció por despenalizar el consumo de la mariguana y el respeto a la libertad de las personas, pues consideró que una política prohibicionista se traduce en un aumento al consumo y un aliciente financiero al crimen organizado.

 

 

El mandatario jalisciense, Aristóteles Sandoval, dijo que la estrategia de perseguir el consumo de esa yerba ha provocado más problemas que soluciones, ante un fenómeno que es más común de que lo que muchos quieren ver.

Al participar en la inauguración del Cuarto Foro del Debate Nacional sobre la Mariguana, que se realizó en la capital de Jalisco, el gobernante estatal señaló que el problema de las drogas no es solamente de seguridad, sino primordialmente de salud.

Por ello consideró necesario cambiar paradigmas e invertir de manera inteligente los recursos económicos y humanos, porque existe una gran diferencia entre los 162 mil millones de pesos que se otorgaron en 2012 para aplicar la ley y velar el orden público, con los cuatro mil 500 destinados a prevención y tratamiento.

Sandoval Díaz subrayó que siempre será mejor que un individuo se cure, a privarlo de sus garantías individuales y de su libertad.

En ese sentido las policías preventivas harían un mejor trabajo si se regula la distribución, para superar esa paradoja de que la ley permite el consumo personal pero la mariguana solo puede adquirirse de manera ilegal.

En su opinión las vidas de las personas no pueden estar sujetas a un mercado negro, clandestino, ilegal y peligroso; “la producción, venta y distribución de mariguana será mejor si están regidas por las leyes del Estado”, expuso.

Además “si se fiscalizan los recursos por medio de la recaudación, podrían destinarse a la prevención, atención y sobre todo a la educación y salud, sobre todo atención física, mental y mental de los consumidores”, expuso el gobernador de Jalisco.