Agustín Gutiérrez

Un grupo de mototaxistas del sitio “Badubazendu” de Juchitán de Zaragoza, se apoderó la tarde de este martes de la tienda Bodega Aurrerá en ese municipio de la región del Istmo; vandalizaron en el interior y retienen a decenas de empleados.

 

 

Los hechos iniciaron cerca de las 17:00 horas cuando en defensa de una empleada supuestamente corrida por la empresa, dependiente de la firma Walmart, de nombre Dulce María Consuelo Salinas, quien aseguran no ha recibido su liquidación, cerraron el lugar.

Directivos y trabajadores pidieron el auxilio de la Policía Estatal y señalaron que los manifestantes agredieron verbal y físicamente a los trabajadores; asimismo, ingresaron por la fuerza y se apoderaron de algunas bicicletas y motocicletas.

La situación se tensó ante la agresividad de los mototaxistas, quienes impiden la salida de más de 50 trabajadores, así como los directivos.

En un breve comunicado, Walmart de México condenó los hechos e informó que no abrirá más la tienda Bodega Aurrerá hasta que no haya condiciones de seguridad.

“Walmart de México y Centroamérica condena la privación ilegal de la libertad 69 asociados (empleados) que se encuentran dentro de la tienda Bodega Aurrera Juchitán, Oaxaca, que ha sido tomada por un grupo de personas que impiden su salida. La empresa también lamenta profundamente la falta de estado de derecho.

“Nuestro compromiso siempre ha sido trabajar apegados a la ley en beneficio de los habitantes de Juchitán a los que servimos. Las acciones de este grupo de personas son injustificables“.