Oaxaca, Oax.- “Actualmente, cerca del 32% de la población de la capital oaxaqueña, no cuenta con acceso al agua potable, lo que genera en muchos casos, enfermedades gastrointestinales y de la piel”, afirmó la diputada Leslie Jiménez Valencia, integrante de la Comisión de Salud de la LXII Legislatura.

 

 

Agregó que el agua debe tratarse como un bien social y cultural y no fundamentalmente como un bien económico, pues el modo en que se ejerza el derecho al agua también debe ser sostenible, de manera que este derecho pueda ser ejercido por las generaciones actuales y futuras.

“Como diputados, tenemos que impulsar desde el Congreso una política pública a largo plazo que contemple el acceso total de toda la sociedad oaxaqueña a este importante liquido y que al mismo tiempo se cumplan con 5 condiciones necesarias para lograr que el agua cumpla con su función de derecho fundamental: Disponibilidad, calidad, accesibilidad física y económica y no discriminación”, expresó.

Para finalizar, la legisladora panista, indicó que la Constitución de Oaxaca, contempla en su artículo 12 que toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.