La Razón

El director de la Facultad de Estudios Superiores (FES) de la UNAM, campus Aragón, Gilberto García Santamaría González, terminó en 2003 su maestría en Ingeniería, presentando una tesis que es producto del plagio, con lo que violó el Código de Ética que rige a la máxima casa de estudios.

 

 

En el trabajo “Recomendaciones para rediseñar el instrumento para evaluar el personal docente de Ingeniería en la ENEP-Aragón”, García Santamaría copió párrafos íntegros del trabajo Evaluación y Modelos de Enseñanza-Aprendizaje, que Óscar Genaro Hernández Zúñiga realizó en 1996 para la Universidad Santander, de Ciudad Madero, Tamaulipas.

Por ejemplo, en la página 59 de la obra de Henández se lee: “Por ende, los juicios evaluativos pueden ser muy simples (fulano es alto; tal casa es amplia), hasta muy elaborados y relativos (la mentira es buena donde la verdad no importa); desde muy objetivos (el tabaquismo perjudica la salud) hasta muy subjetivos (mi dolor de estómago es más fuerte que tu dolor de muelas); desde muy particular (esa muchacha es guapa), hasta muy generales (la humanidad es egoísta); empero, todos ellos incluyen como mínimo de elementos un objeto y un criterio de juicio a valoración”.

Salvo las dos primeras palabras, este párrafo se transcribe íntegramente en la página 20 de la tesis de García Santamaría sin que el académico citara su fuente. Así como éste, se contaron otros 32 ejemplos, la mayoría escritos tal cual se redactaron en la obra original.

En su Código de Ética, la Universidad señala: “La integridad y la honestidad académica implican citar las fuentes de ideas, textos (…) que se empleen en el trabajo universitario y no sustraer o tomar la información generada por otros o por sí mismo, sin señalar la cita correspondiente u obtener su consentimiento y acuerdo”.

El profesor e investigador de carrera en la FES Aragón y miembro del Sistema Nacional de Investigación, José René Rivas Ontiveros señaló: “Más allá de lo jurídico, éste es un problema de ética. No podemos aceptar que una persona que nos ha engañado y mentido a todos, ocupe un cargo y hasta sea maestro de la UNAM”.

Comentó a La Razón que cuando García Santamaría se enteró de que los integrantes del Claustro de Personal Académico de Carrera de la FES Aragón se percataron del hecho “nos buscó para entrevistarnos con él y llegar a un arreglo, pero nos negamos inmediatamente. Esto es una cuestión de ética y no de negociaciones”.

Rivas Ontiveros aseguró que desde junio de 2009, cuando Santamaría llegó a la dirección de la facultad, se ha encargado de hostigar y marginar a los académicos que no están de acuerdo con su forma de manejar la institución, e incluso ha rescindido de sus cargos a varios profesores, algunos con hasta 40 años en la UNAM.