La Habana. La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, hablará mañana lunes con jóvenes estudiantes cubanas durante su estancia en La Habana, donde llegará hoy acompañando a su esposo, el presidente Barack Obama, en la histórica visita del mandatario a Cuba.

Se trata de la primera visita de un presidente estadunidense a la isla en 88 años. También viajan con la pareja sus hijas Sasha y Malia y Marian Robinson, la madre de la primera dama.

El encuentro de Michelle Obama con estudiantes adolescentes cubanas tendrá lugar en la Fábrica del Arte Cubano, el espacio de ocio y cultura más de moda en La Habana, coincidiendo con el primer aniversario de la iniciativa Dejemos que las niñas aprendan. En el evento también participaran algunas jóvenes cubanas que han estudiado en Estados Unidos.

La primera dama hablará con ellas de la importancia de la educación para las niñas y les trasladará preguntas de estudiantes estadunidenses sobre cómo es la vida en Cuba y los intercambios que se pueden realizar entre los dos países, según adelantó la Casa Blanca.

El presidente y la primera dama lanzaron en marzo de 2015 la iniciativa Dejemos que las niñas aprendan con el objetivo de dar acceso a la educación a 62 millones de niñas y adolescentes en todo el mundo que no acuden a la escuela debido a las barreras financieras, físicas y culturales que existen para que accedan a una educación.

También está previsto que la primera dama participe mañana lunes en la cena de estado que ofrecerá el presidente de Cuba, Raúl Castro, en el Palacio de la Revolución, sede del gobierno cubano. Ahí está la sede del Consejo de Estado y Consejo de Ministros y del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

El martes Michelle Obama participará en una ceremonia de entrega de un regalo al pueblo de Cuba en la Biblioteca Pública Rubén Martínez.

La histórica visita de dos días y medio de Obama será la primera de un presidente estadunidense desde que en 1928 lo hiciera el republicano Calvin Coolidge.

Washington y La Habana reanudaron relaciones bilaterales en julio de 2015, tras más de medio siglo de ruptura y enfrentamiento ideológico.