· Reclaman violaciones a sus derechos y los de sus familiares

· Organismo defensor solicitó desde febrero la colaboración de la SSP

 

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca investiga probables violaciones a derechos de internos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Juan Bautista Cuicatlán, atribuidas a personal adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSP).

La Defensoría inició el expediente número DDHPO/272/(06)/OAX/2016, tras recibir un escrito de internos del Cereso de Cuicatlán, quienes reclaman violaciones a sus derechos, pues afirman que dentro de dicho Cereso ocurren diversas irregularidades, como condiciones de incomunicación y tratos denigrantes hacia sus visitas.

La institución autónoma efectuó el 9 de marzo último una visita al Cereso de Cuicatlán para constatar si la autoridad había cumplido la medida cautelar; sin embargo, los tres visitadores que acudieron pudieron constatar que los hechos que motivaron la medida cautelar persisten, pues no se ha garantizado el acceso a los internos a otro servicio de telefonía que Global Fon.

Además, los visitadores recibieron reclamos de visitas presentes en ese momento, quienes manifestaron que las revisiones siguen siendo excesivas, y los horarios, inadecuados.

La Defensoría expuso que desde el 18 de febrero recibió el oficio de la SSP en el cual esta dependencia informaba sobre la aceptación de la medida cautelar o precautoria. Por ello, el organismo autónomo instruyó al director del Cereso de Cuicatlán dar cumplimiento a la medida solicitada por el organismo defensor.

Además, el organismo defensor solicitó al subsecretario de Prevención y Reinserción Social de la Secretaría de Seguridad Pública del estado dar cumplimiento a la medida cautelar solicitada por el organismo defensor el 18 de febrero último.

Por su parte, los internos agraviados expusieron al personal del organismo defensor que el costo telefónico de la compañía Global Fon es muy alto, y que los teléfonos que ofrece la compañía Telmex no funcionan, además de que son desconectados, con lo cual permanecen prácticamente inservibles.

Los quejosos detallaron que no tienen derecho a recibir llamadas de sus familiares, y están totalmente desconectados de lo que ocurre en el exterior, pues no cuentan con señal de televisión. Además, reclamaron que su horario de vista no es continuo, por lo que sus familiares tienen que esperar por horas para poder reingresar, lo cual es difícil para las personas que viajan desde lejos a fin de poder visitarlos.

Los peticionarios agregaron que los celadores no permiten el ingreso de comida y cosas que sus familiares les llevan, pues se las decomisan en la entrada sin darles explicación alguna.

Aseguraron que no son una población conflictiva o que cometa algún acto indisciplinarlo, por ello, solicitaron la intervención del organismo defensor, pues temen que exista algún acto de represión tras dar a conocer su reclamación.

Ante ello, la Defensoría solicitó el 17 de febrero último a la SSP la adopción de una medida cautelar, consistente en instruir a quien corresponda para que de manera inmediata sea reactivado el servicio telefónico de Telmex, de modo que los internos puedan recibir llamadas de sus familiares, así como poder realizarlas a un costo accesible.

Asimismo, solicitó a la SSP instruir a los servidores públicos correspondientes para que en un plazo de quince días hábiles rindan un informe detallado en relación con lo expuesto.

En la misma medida cautelar, el organismo defensor también solicitó que el horario de visita no se interrumpa durante el día y que se garantice que los internos puedan enterarse de los acontecimientos del exterior por los medios de comunicación.

De igual forma, la Defensoría solicitó a los servidores públicos abstenerse de cualquier tipo de represalia en contra de los peticionarios, por el hecho de sus reclamaciones, a fin de no vulnerar los principios y las buenas prácticas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la protección de las personas privadas de su libertad.

El organismo defensor también solicitó a la SSP que, en caso de llegar a un acuerdo o convenio dentro del marco del respeto a los derechos humanos de los peticionarios que permitan dar por terminadas las presuntas violaciones reclamadas, lo hagan del conocimiento del organismo defensor, a efecto de que pueda dar seguimiento al caso.

Para la aceptación de esta medida, el organismo defensor otorgó un plazo de veinticuatro horas a la SSP para responder sobre la aceptación de la medida solicitada, así como de las acciones realizadas para dar cumplimiento a la misma.