La Jornada / Susana González G.

En México existen 78.6 millones de personas que para conectarse a Internet con sus teléfonos celulares otablets recurren al Wifi, es decir, redes externas o hotpots que representan alternativas gratuitas y que cada vez son más comunes en parques, cafeterías, escuelas o diversos espacios públicos, señaló la consultoría en telecomunicaciones The Competitive Intelligence Unit.

 

“La reducción acentuada en los precios de dispositivos móviles(smartphones y tablets), así como la aparición de equipos asequibles de gama baja con posibilidades de plena conectividad ha propiciado la rápida proliferación de los wifieros”, destacó.

Advirtió que la falta de medios tecnológicos y económicos entrewifieros impide que accedan a Internet mediante la banda ancha móvil (BAM). “A pesar de la rápida expansión de ese servicio en el país, a través de ofertas asequibles de precio y mayor velocidad de descarga de datos, equivalente a un crecimiento anual en la cifra de usuarios de 42.5 por ciento en 2015, la tecnología Wifi es el principal punto de acceso a la conectividad, especialmente para el grueso de wifieros (57.9 por ciento), quienes aún carecen en mayor grado de los medios tecnológicos e incluso económicos para hacer uso de la BAM”, precisó.

El año pasado el número de líneas móviles en el país llegó a 107.8 millones. De ese total 77.3 millones de usuarios, es decir siete de cada 10, cuentan con un teléfono inteligente con capacidad de conectarse a Wifi.

The CIU precisó que 60.4 millones de wifieros son de pospago, lo que representa 97.2 por ciento respecto al total de este grupo. Otros 16.9 millones son de prepago, equivalentes a 66.8 por ciento de quienes utilizan dicha modalidad. Hay además otro 1.3 millones de usuarios que sólo recurren al Wifi con tablets.

La firma hace una caracterización de los wifieros: señala que 74.4 por ciento de los 78.4 millones que existen en total, se conectan sólo mediante teléfonos inteligentes, 1.7 por ciento por medio de tablets, en tanto que 23.9 por ciento utilizan ambos dispositivos.

También los divide de acuerdo con el uso que hacen de Internet: en primer lugar llama intensivos a 23.1 millones de usuarios que sólo usan Wifi porque carecen de servicios de banda ancha móvil. Los celulares que usan son los más baratos pero tienen acceso a la web.

Son personas que sólo consumen servicios de voz y mensajes pero no Internet móvil, por lo que su único medio de conectividad son las redes fijas. Ahí se encuentran los usuarios móviles de modalidad de prepago, cuyo consumo promedio mensual de servicios es el más bajo del mercado, con 35.9 pesos, detalla.

En segundo lugar, ubica a los 22.4 millones de usuarios mixtos, que representan 28.5 por ciento de loswifieros con teléfonos que están 2 mil 822 pesos en promedio y quienes si bien “drenan hotspots públicos para acceder a la red”, también usan el Internet móvil de manera ocasional.