Rodolfo Sanchez

Oaxaca. – Profesores de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se concentran en la Cámara de Diputados en San Raymundo Jalpam, en protesta a la armonización de la Ley Estatal de Educación que pretenden los gobiernos estatal y federal.


 

“El decreto de reforma preferente del 1 de diciembre del 2012 del presidente Enrique Peña Nieto, jamás pasó por un consenso o foro donde se discutieran esas modificaciones al artículo 3o y para que el Congreso de la Unión pudiera sesionar; lo hicieron en un búnker donde al magisterio no se le pudiera escuchar su opinión”; afirmó Lilia Ortíz Martínez, integrante de la comisión política del magisterio.

Dijo que sin embargo el estado de Oaxaca, tiene una ley estatal de educación vigente de 1996, esa ley hasta ahora bajo la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), mandata a la Cámara de Diputados, armonizar su Ley Estatal de Educación. Con eso se queda en claro que el decreto del 20 de julio jamás venía a legislar sobre el ámbito general de los trabajadores de la educación y no ha sido aplicado.

Hoy la LXII Legislatura Local, sesionará al medio día para pretender armonizar la Ley Estatal de Educación y avalar lo que el gobierno federal ha hecho en cuanto a las leyes secundarias, la Ley del Servicio Profesional Docente, la Ley del Instituto Nacional de Evaluación y la Ley General de Educación.

Pidió el gobierno del estado de Oaxaca, a que haga memoria del 24 de julio del 2015 sobre la declaración política para el respeto a los 37 foros que hizo el magisterio con la opinión de los padres de familia y maestros y presentada como iniciativa ciudadana para el respeto de la multiculturalidad, la pluriculturalidad y los pueblos originarios.

Si los diputados se atreven a armonizar la ley se van a encontrar con un descontento social por el pisoteo hacia los pueblos indígenas originarios, por la afectación a los derechos laborales en el cese de mentores a quienes no reconocen sus trayectorias de servicio, explicó la mentora Lilia Ortíz.