Reforma / Adriana Alatorre

Cd. de México.- El mayor número de casos de zika se presentará en la próxima temporada de lluvias, reconoció José Narro Robles, Secretario de Salud.


 

“Es altamente probable y están preparándose. El problema vendrá con la temporada de lluvias y con el incremento en la temperatura, pero hay manera de atender el problema y la mejor manera se llama saneamiento, participación comunitaria”, planteó.

Entrevistado al término al término de la inauguración de la Sala de Urgencias en el Hospital de la Mujer, informó que están estudiando a fondo la posible relación entre el virus del zika, las mujeres embarazadas y el síndrome de Gillain Barré.

“Nuestra preocupación central son dos, el caso de las mujeres embarazadas, tenemos 30 casos y si ahí incorporo uno más porque ya nació uno de los niños. En realidad el conteo es 31, uno resuelto sin ningún problema”, dijo.

“La otra preocupación que tienen son complicaciones neurológicas el síndrome Gillain-Barré que estamos estudiando”, afirmó

La dependencia, dijo, puso en marcha en Oaxaca, hace dos semanas aproximadamente, las jornadas nacionales contra vectores y ha visitado entidades para convocar a una acción decidida.

“Es un tema que no vamos a salir adelante, si no somos capaces de movilizar a la población que tiene que ayudar. El mosco no se combate con nebulizaciones, sin mosco no hay enfermedad, son tres patologías”, refirió.

“Si en las familias encontramos el compromiso de la gente que si tienen agua guardada, lo tapen, que se lave, que se ponga boca abajo y eliminar botellas de plástico, llantas que se reproduce el mosco”.

Por lo que se refiere a tema de la influenza, explicó que en los últimos 15 días ha habido frío intenso, contaminación, temperaturas elevadas, lluvias inesperadas y todo eso incide en el contagio.

“En las cosas de las enfermedades es casi imposible predecir con exactitud. La tendencia es que la semana pasada hubo disminución”, sostuvo

“Espero que se vuelva a presentar, espero y deseo la disminución, lo que marcaría una tendencia”, aseveró.

Dentro de las acciones del operativo para época de vacaciones, han pedido a los secretarios de salud énfasis en el control sanitario, alimentos, bebidas y atención a las emergencias médicas.

“Cada año mueren decenas de miles de personas es una de las principales causas de muerte, discapacidad y en los días feriados los riesgos se incrementan. Estamos haciendo dispositivos para transmitir el mensaje de no manejar sin haber dormido o en estado donde no se debe manejar”, pidió.

Cuestionado sobre el impacto del recorte presupuestal, aseguró que está convencido de que la salud es una de las áreas prioritarias junto con educación, son las dos grandes palancas para el desarrollo de la sociedad.

“La disminución, el ajuste en el presupuesto, sin duda tiene un efecto, que no es un efecto deseable sobre los programas, pero también es verdad que tenemos que utilizar mejor lo que se nos asigna desde el presupuesto federal y que los recursos que se trasladan a las entidades federativas tienen que ser utilizados en lo que corresponde y en lo que están diseñados”, dijo.

Adelantó que están haciendo una revisión a fondo de los programas, iniciando el ciclo de presupuestación.

“Estamos por arriba de 190 mil mdp, cuando tomamos todas las fuentes de financiamiento, las Secretarías y todos los ramos y la Secretaría, Seguro Popular, Ramo 33”.