Francisco Cruz

Oscar Martínez García, integrante de la Comisión Política del Frente Amplio de Lucha Popular (FALP), afirmó que la detención de su dirigente Gervasio García es un asunto político y “una tetra política” para calificarlo de delincuente.

 

 

Previo a una marcha que realizaron de la fuente de las Ocho Regiones hacia el Zócalo de la ciudad de Oaxaca, informó que se le está acusando de despojo de terrenos donde se construyó la colonia 23 de Septiembre.

“Se le está acusando falsamente de despojo, cuando aquí hay varios compañeros que son posesionarios que fundaron la colonia 23 de septiembre desde 2011. Los compañeros saben que Gervasio no es ningún delincuente, es un luchador social”.

Estos terrenos fueron invadidos a partir del año 2010; actualmente viven en ellos alrededor de 320 familias que ya cuentan con electricidad, agua potable y sistema de drenaje. Los terrenos eran de su propiedad, pero según afirma el integrante del FALP, se llegó a un acuerdo con los dueños y se le compraron sus tierras. El FALP a su vez, vendió los terrenos a cada familia a un precio de alrededor 10 mil pesos.

“Nosotros entendemos con claridad que esto no es más que un asunto político, es una treta, para tratar de generarle una situación de delincuente. El compañero es un luchador social”.

En la protesta participan también integrantes de las organizaciones políticas Frente Popular Revolucionario (FPR) y de la Unión de Comerciantes en la Vía Pública (UACOL), para exigir la libertad de Gervasio García, así como de los más de 60 presos políticos que han sido arrestados durante el sexenio de Gabino Cué.