“TREGUA SANTA…A PARTIR DE ABRIL GUERRA SANTA EN DOCE ESTADOS”; tres días de recogimiento y meditación, luego el domingo de resurrección y todo estará listo para a partir de abril comenzar las “guerras santas” en doce estados, “Cruzadas” que se vislumbran intensas, desgastantes, a navaja libre y recurriendo a todas las buenas y las malas artes de la política; por lo que se advierte, más, a las malas que a las buenas, así ha sido en las últimas contiendas, diríamos las de este siglo; hasta el 88 del siglo pasado, el PRI detentaba la franquicia del fraude electoral con todos sus ingredientes, operación tamal, carrusel, ratón loco, foto del voto, fórmense en fila, pase de lista, compra de voluntades, en urna y vía despensas, cemento, láminas de cartón, de asbesto y acanaladas y “cash” –Zedillo dixit-, control de la estructura formal electoral o sea funcionarios de casillas y de los órganos correspondientes, el clímax se alcanzó con la Comisión Federal Electoral del redimido, converso y purificado Manuel Bartlett y por supuesto la manipulación del padrón que lograba el milagro de hacer votar a los santos difuntos.

 

 

 

Pero, ¡oh! ¡sorpresa! los alumnos, muchos de los cuales provienen del mismo establo, superaron a los maestros, al ir alcanzando posiciones de poder y conociendo el caminito, PAN, PRD, PT, MC y hasta los recién estrenados Morenos, que provienen de las mismas células madres, le entraron con singular entusiasmo a la manipulación de la pobreza, las necesidades, los recursos, las obras y los beneficios del poder de la firma en contratos, asignaciones, concesiones y hasta créditos para vivienda; luego, a partir de este siglo llegó la sofisticación en el uso y abuso con fines electorales de los recursos públicos; ejemplos sobran, en el Distrito Federal, ahora la muy respetable Ciudad de México, en la última elección federal alcanzó niveles grotescos y ni así el PRD pudo detener a Morena; en la campaña del 2010 en Oaxaca, recuerdo el cinismo con que los enviados de Marcelo Ebrard, instalados en un hotel de la colonia Reforma, repartían dinero sin medida ni clemencia comprando conciencias y apoyos para “Baby Cué”, operación que se repetía en otros estados donde había elecciones en curso, en particular, en el de la “parejita” de “Baby Cué”, Ángelito Aguirre, conformando así –Ebrard, Aguirre, Cué- la tercia de fichitas, de las cuales dos ya están en el basurero de la historia esperando que el Duvalier de Oaxaca los alcance en diciembre; de “mode” –también- se institucionalizó, sobre todo en el gobierno del Comandante de la “Band of Brother’s”, el uso del espionaje telefónico vía el Cisen; llegó a tal grado, que hasta a los de casa “mordió la perra”, ahí está la “pinche sota” y los “saludos” a García Luna de la “señora del pan” –Elba Esther dixit-, bueno, que decir, salió tan eficaz –“el procedimiento”- que en la actualidad el PRI lo utiliza sin el menor rubor, para muestra Colima, en donde JLP –no confundir con el de la Colina del Perro- perdió la elección por coqueto, por “tontejo” y por no usar preservativo; y ya como cereza del pastel, en medio del maratón para cuidarse los unos a los otros y viceversa, entre todos los partidos, construyeron un mazacote legal que ha propiciado, que –casi- la totalidad de las elecciones terminen en los tribunales, algunas desde antes de empezar formalmente las campañas, como está ocurriendo en algunos estados; como se advertirá, el futuro inmediato se vislumbra en la confrontación, aún así es de esperarse que algunos candidatos le apuesten a las propuestas en positivo –sin descuidar la estrategia de contraste- y a la construcción de puentes –políticos-, les puede ir mejor…al tiempo; por lo pronto no está por demás darnos un espacio para la reflexión, nos leemos el lunes, ¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡5 años de resistencia…ya solo faltan 251 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!…

RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / RCMULTIMEDIOS.MX / @rcperseguido