EMILIO RAMÍREZ

Oaxaca, Oax.- Ante la mirada atenta de centenas de católicos y curiosos, este viernes se llevó a cabo la representación de la Pasión de Cristo en el municipio de Tlalixtac de Cabrera.

 

 

Misma que inició con la presentación del detenido ante Poncio Pilatos, como lo marca la tradición, y después iniciaron los azotes que reventaron la espalda del Cristo y de los ladrones que lo acompañaron en su crucifixión.

La celebración católica transcurrió sin novedad, por lo que después del recorrido finalmente llegaron a la explanada del parque central de la comunidad, en donde fueron crucificados los 3 condenados a muerte.

De acuerdo con los organizadores al concluir la representación se acercan al menos cinco aspirantes a representar a Cristo el años siguiente, así como para los personajes de María, Magdalena y Verónica.

Para quienes los únicos requisitos son asistir a las misas dominicales y tener la edad suficiente para aguantar los golpes que reciben en el transcurso de la escenificación.