Tegucigalpa. Autoridades de Honduras anunciaron hoy el arresto de Didier Enrique Ramírez, presunto autor de la muerte de Nelson García, un ambientalista que fue abatido a tiros a mediados de mes por desconocidos tras una disputa por tierras.

García era miembro de la organización de la indígena Berta Cáceres, líder de la lucha de la etnia Lenca contra la explotación minera y la construcción de plantas hidroeléctricas, quien también fue asesinada a principios de marzo en su residencia en un área semirural.

El ministerio público de Honduras reportó el arresto de Ramírez, alias El Eléctrico, a quien señaló como autor directo del crimen de García, parte del Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh).

El activista fue abatido el 16 de marzo cerca de su casa en Santa Cruz de Yoyoa, a 120 kilómetros al norte de Tegucigalpa, tras una disputa con terratenientes que llevó al desalojo de unas 150 familias campesinas por parte de fuerzas de la policía.

Las autoridades aún no han esclarecido la muerte de Cáceres, una activista de 43 años que había recibido en el 2015 el reconocido galardón ecologista Goldman por su batalla para evitar el desplazamientos de cientos de indígenas para la construcción de una represa.