Notimex

CIUDAD DE MÉXICO.- Antigripales, antiinflamatorios, preservativos, jarabe para la tos, pruebas de embarazo, vitaminas, analgésicos, y antiácidos, son algunos de los productos de farmacia más robados en México.

 

 

De acuerdo con la empresa ALTO México, el robo de medicamentos tanto en supermercados como en farmacias es una constante en las pérdidas millonarias que se padece por el llamado “Robo Hormiga”.

No hay época donde el incremento de robo de medicamentos sea más visible, pero si se ha detectado una diferencia entre productos de farmacia por meses del año, señaló la subdirectora legal de la empresa, Karina Soriano.

Así, precisó, en octubre sube hasta en un 650 por ciento los antimicóticos y en un 300 por ciento los antiácidos; mientras que en noviembre los registros arrojan el aumento de robo de analgésicos con 333 por ciento, los expectorantes en un 260 por ciento y los antigripales en un 250 por ciento.

En días previos al 14 de febrero se ha detectado un considerable aumento de robo en preservativos, de hasta en un 200 por ciento; y en marzo y abril, las pruebas de embarazo son más sustraídas con un 400 por ciento.

En los días posteriores a las Fiestas Patrias, Navidad y Año Nuevo, los antiácidos son más robados, comparado con otros meses del año, puntualizó Soriano, a través de un comunicado.

La empresa señaló que el 80 por ciento de los ladrones “hormiga” son hombres, el resto son mujeres; además, precisó que los llamados “medicamentos milagro” también tienen un alto índice de robo.

Productos para la colitis, onicomicosis, artritis y estrés ocupan los primeros lugares de sustracción, ya que los roban para uso personal o para la venta en el mercado negro, pues se ha detectado que gran parte de lo sustraído termina en los tianguis con un costo menor de un negocio particular.

En México, el llamado “robo hormiga” no está tipificado como un delito grave, sin embargo, la especialista señaló que los delitos menores suelen ser el inicio de una carrera delictiva, por lo que es importante combatirlos.

“Las denuncias por este tipo de robo son poco frecuentes, ya que se tiene la idea de que denunciar quita tiempo en Ministerios Públicos y se teme por alguna represalia por quien resulte responsable”, anotó.

Soriano alertó sobre el riesgo de consumir medicamentos o productos farmacéuticos por un costo menor, pues la gente acuda a los mercados sobre ruedas principalmente para adquirir estos, no sabiendo que pueden encontrarse con la alteración de esta mercancía, caducidades vencidas que atenten contra su salud y sobre todo, estar comprando algo que fue obtenido de manera ilícita.