Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO.

 

 

Juan Manuel Álvarez Inzunza, “El Rey Midas”, principal operador de lavado de dinero de Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue trasladado al Cefereso 1 “El Altiplano” y puesto a disposición del Juzgado 13 de Distrito de procesos penales federales.

Álvarez Inzunza, principal lavador de dinero del cártel del Pacífico, es requerido por las autoridades de Estados Unidos por un cargo penal de lavado de dinero, además de contar con una orden de aprehensión emitida por la corte federal de distrito con sede en Washington.

“El Rey Midas”, quien fue detenido en Oaxaca mientras vacacionaba durante la Semana Santa, colocaba recursos obtenidos por narcotráfico y extorsiones a través de un esquema de empresas, centros cambiarios y prestanombres establecidos principalmente en Sinaloa y Jalisco, en las cuales pudo haber blanqueado un estimado de 300 a 400 millones de dólares anuales, es decir, más de cuatro mil millones de dólares en la última década.