Reforma / Alfonso Juárez y Jesús Guerrero

Acapulco, México.- El canadiense acusado de delitos sexuales en contra de dos menores de edad en Acapulco podría salir libre bajo fianza, aseguró el Fiscal General del Estado de Guerrero, Xavier Olea Peláez.

 

 

El funcionario indicó que, según el Código Penal de la entidad, el delito del que se acusa al hombre identificado como Walter Suk, de 68 años, no está tipificado como grave.

“Hoy lo vamos a poner a disposición de un juez penal de aquí en Acapulco y ya será un juez penal el que determine su situación.

“El delito no es grave, el Código Penal del Estado así lo prevé, y entonces va a tener derecho a la libertad bajo fianza, evidentemente la Fiscalía va a solicitar una serie de medidas al juez para que analice esa situación”, dijo.

Olea Peláez dijo que el canadiense, acusado de abuso sexual en contra de dos menores en modalidad de doloso, podría pagar una fianza de máximo 50 mil pesos.

Organizaciones sociales exigieron que el canadiense no quede libre. Una de sus peticiones es quitarle el pasaporte.

Será mañana cuando se venza el plazo y un juez determine el auto de forma prisión o de libertad.

El artículo 181 del Código Penal de Guerrero sanciona el abuso sexual a menores con una pena de 4 a 8 años de prisión y una multa de 50 a 500 días de salarios mínimos, por lo que el delito no es grave.

El legislador local de Movimiento Ciudadano (MC) Ricardo Mejía Berdeja afirmó que es necesario reformar el Código Penal para que se defina como grave el abuso sexual de menores de edad y los infractores no puedan salir libres bajo fianza.

Un juez penal, quien pidió omitir su nombre, afirmó que en estos momentos la toca al Agente del Ministerio Público del Fuero Común integrar bien la averiguación previa para tipificar el delito de abuso sexual y evitar que Walter Suk salga de prisión fácilmente.

Sin embargo, señaló que el canadiense podría librar un castigo mayor si su defensa presenta pruebas de que no hubo abuso sexual de menores, sino solamente abusos deshonestos.

Destacó que los hechos en que incurrió el acusado tampoco se encuadran en el delito de la pedofilia, ya que no hubo prostitución ni violación.

De esa manera, agregó, el presunto infractor podría solicitar al Ministerio Público del Fuero Común o al juez de la causa que le decrete la libertad bajo caución.