En la tormentosa relación de GABINO CUÉ con el chilango BENJAMÍN ROBLES MONTOYA, al primero le ocurre aquello de “cría cuervos y te sacarán los ojos”. Es precisamente lo que está haciendo en este momento el cuervo traído de Michoacán.

 

 

El senador con licencia que acaba de botar al PRD que lo hizo senador, también abjuró anteriormente del PRI, del MC y, conociendo su naturaleza trapera, en cuanto se confirme su fracaso el próximo 5 de junio, también botará al PT. En este personaje sucede lo del arácnido que al reventar su camada de arañitas las enseña a engullir para que finalmente se la devoren a ella.

El oportunismo de ROBLES es proverbial. Desde el momento en que GABINO lo trajo a Oaxaca como su operador electoral, el aventurero creyó llegar a tierra de conquista. Se obsesionó por ser gobernador e infló su ego al grado de menospreciar a los políticos profesionales nativos. Cuentan sus allegados, que en la noche del Grito del año 2014, cuando entraba al Palacio como uno de los invitados de honor, elegantemente vestido, con uno de los trajes que nunca pensó tener, se sentía seguro de lograr su obstinación. Sentado en la sala de recepciones del palacio, decía a sus familiares y a los que lo quisieran escuchar: “qué tal cuando yo esté ahí dando el Grito”.

Recuerdan los que estaban en esa ocasión cerca de él, que no dejó de hablar del tema y decía que se encontraba en la ruta para lograrlo. Hablaba convencido de lo que estaba tramando. Como virtual vicegobernador en los primeros dos años de este gobierno, hizo y deshizo con el poder a manos llenas, que le permitía GABINO. Armó toda una estrategia en áreas claves del gobierno para asegurarse los apoyos económicos y ubicar a sus incondicionales en puestos clave como el Registro Civil, Sedesho, INEA, Setrao, Coplade, Comunicación Social con el “Fetito Reyes”, etc. Disponía a su libre albedrío de los presupuestos de cada dependencia, principalmente del IEEPO. Ay de aquel secretario que no le rindiera pleitesía.

Sus mismos allegados, quienes lo conocen bien, comentan que su poder era ilimitado. Bastaba una llamada telefónica para que los titulares de las diversas dependencias le dieran dinero, personal y apoyo logístico para sus giras constantes por diversas regiones estatales. Pero se le derrumbó su castillo de naipes. Hoy la historia se repite. En el mismo entorno de traiciones políticas, escándalos, puñaladas traperas, está por culminar su aventura en Oaxaca. De la misma manera escabrosa cómo lo alejó el gobernador Víctor Manuel Tinoco Rubí de Michoacán, una vez descubiertas sus trapacerías, lo hace hoy el gobernador Gabino Cué y miren la reacción.

Digo que termina su aventura política en Oaxaca. Podría ser, pero tengo mis dudas. Los que bien lo conocen me revelaron que sigue jugando a lo que conoce bien, la traición. Su tirada es ayudar a la derrota del PRD, para volverse a incrustar en el próximo sexenio.

Independiente

Juan García López es el único de los candidatos independientes a gobernador que logró brincar el gran dique de la burocracia del Instituto Estatal Electoral. Con 6 mil firmas y un altero de requisitos cumplidos hasta el más mínimo detalle, aún teme que los consejeros del IEEPCO atiendan los intereses de sus respectivos partidos y no le concedan su registro. No hay que olvidar que cada consejero está plenamente marcado por el partido que representa. Nada de que sean ciudadanos ajenos a los intereses partidistas.

Platicamos ayer en el Casa del Periodista Juan, exreportero en sus años mozos en Oaxaca y luego alto ejecutivo de una transnacional. Se ve resuelto y sabe el tamaño del reto que significa buscar ser gobernador del estado sin el apoyo de un partido político reconocido legalmente.

Se desenvuelve como lo que es, un ejecutivo. Habla con soltura de los altos índices de pobreza y marginación en el estado, derivados del poco interés de los gobernantes por mantener un clima de sana convivencia social condición indispensable para la instalación de fuentes de empleo. Está consciente de que como candidato independiente se va a enfrentar a las estructuras de poder que “hasta fomentan la pobreza social, esa que administran para mantenerse en el poder”.

Juan fue alto ejecutivo de una transnacional japonesa que construye partes para la industria automotriz en el mundo, ha intentado en tres ocasiones instalar en Oaxaca, su tierra natal, algunas plantas. La corrupción en los últimos tres gobiernos del estado, aunado a la insensibilidad social, se lo impidieron. En el primer intento un funcionario de la Secretaría de Economía le pidió a su empresa dos millones de pesos “para empezar”; en el siguiente gobierno lo volvió a intentar y en la misma dependencia le pidieron diez automóviles a nombre de particulares. Propuso cursos de capacitación con el ITO y la URSE, hubo desinterés total.

Estas tristes experiencias lo motivaron a ser candidato independiente. “Estoy seguro de que desde el gobierno podremos detonar la economía de Oaxaca”.

El próximo dos de abril, el IEEPCO sesionará para dar a conocer quién de los solicitantes cumple con los requisitos para ser declarado formalmente candidato a gobernador. Analizarán las peticiones de registro de dos coaliciones: PAN-PRD y PRI-PVEM-Panal-PES. También del PT, PSD Morena y el independiente.

El salto del chapulín

También la aplicación persuasiva de la ley entra en el rejuego de las campañas políticas.

Así me lo comenta un alto funcionario y explica algunos casos concretos.

La detención de Francisco Martínez “Pancho Mugres” regenteador de esa organización tan belicosa conocida como “14 de junio” FPR. Nació bajo la protección del Benjamín Robles, quien los utilizaba como grupo de choque. Obtenía taxis, mototaxis, todo con marchas y plantones. Al perder poder su padrino, “Pancho Mugres” cometió un gran error, se entregó a los brazos de “El Lobo”, depredador de Xoxo, HÉCTOR SANTIAGO y los acompañó con sus huestes a su registro como precandidato a diputado del PRI. A las pocas horas lo detuvo la policía.

“El Lobo” saqueador no es candidato y “Pancho Mugres” está en la cárcel.

La captura de otro belicoso, Gervasio García “Maistro” dueño del FALP, se dio en el mismo contexto político aunque éste, según me dicen, ya escarmentó. Se dio cuenta que no puede patear el pesebre.

Después de la narcomantas que supuestamente son mensajes de la delincuencia para “El Lobo” depredador de Xoxo, el PRI reconsideró su precandidatura. En consecuencia, tanto Héctor Santiago como su émulo de Santa Lucía, GALDINO HUERTA y otro de Tlacolula, de nombre Salvador Vázquez Castro, quien también quería ser candidato del PRI, coincidieron al enviar mensajes a su partido: o nos devuelven nuestro dinero o nos hacen candidatos.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com