Razón

La Fiscalía General del Estado de Veracruz busca a cuando menos otros dos policías del municipio perredista de Papantla, acusados de la desaparición forzada de tres jóvenes el pasado 19 de marzo. Los agentes se suman a los ocho ya detenidos y encarcelados, entre ellos, su mando, el comisario Bernardino Olmedo Castillo.

 

 

A la zona llegaron 400 agentes federales, quienes participan en el rastreo de los dos uniformados prófugos, así como de los tres muchachos desaparecidos.

De acuerdo con las investigaciones la pelea entre los cárteles de Los Zetas y Jalisco Nueva Generación por controlar el municipio del perredista Marcos Romero Sánchez, fue lo que llevó a los agentes municipales a detener a los jóvenes y entregarlos la delincuencia organizada.

Según lo declarado por testigos y las indagatorias de las autoridades asentadas en la carpeta de investigación 326/2016, al menos 10 agentes participaron en el secuestro. Y lo hicieron por órdenes de narcotraficantes que operan en la zona, pues éstos tenían información de que los muchachos supuestamente formaban parte de un grupo contrario.

Los reportes indican que las victimas Uriel Pérez Cruz de 18 años, y Luis Alberto Morales Santiago, de 19 fueron detenidos y raptados por las patrullas número 060, 061 y 084 del municipio, cuando circulaban en un automóvil Aveo rojo.

La otra víctima, Jesús Alan Ticante fue aprehendido horas más tarde, también por municipales, pero en otro lugar.

Después de detenerlos, los agentes entregaron a esos jóvenes a miembros de la delincuencia organizada, tal y como sucedió en Iguala, Guerrero, en septiembre de 2014, con los 43 normalistas. En aquella ocasión fueron los policías municipales del perredista José Luis Abarca, quienes los entregaron a narcotraficantes de Guerreros Unidos.

Antes de solicitar las órdenes de aprehensión, la Fiscalía llamó a declarar a los uniformados; sin embargo, estos se reservaron su derecho a declarar. Una vez que las autoridades hicieron pruebas periciales a las patrullas y al Aveo, los especialistas hallaron tanto huellas de las víctimas en las unidades policiacas, como dactilares de los agentes en el carro particular.

Los federales colocaron retenes en diferentes puntos e iniciaron patrullajes para tratar de localizar a las víctimas que aún son buscadas con vida.

“Quien la hace la paga”, advierte el fiscal estatal

Por Yared de la Rosa / yared.delarosa@razon.com.mx

El fiscal de Veracruz, Luis Ángel Bravo, advirtió que habrá más detenidos por la desaparición de los tres jóvenes en el municipio de Papantla (localidad gobernada por el perredista Marcos Romero Sánchez), ocurrida el 19 de marzo.

En entrevista para Radio Red, el funcionario dijo que “en Veracruz, quien la hace la paga, sea quien sea”, al mismo tiempo señaló que ya son ocho los policías detenidos por este caso.

Agregó que aunque los imputados se reservaron su declaración, hay pruebas que los involucran con el caso. También señaló que se trabaja en objetivos claros, basados en referencias, testimonios, gracias a los trabajos periciales. Mencionó que a los policías detenidos se les decretaron órdenes de prisión preventiva.

Asimismo, el funcionario local aseguró que desde el pasado lunes se está en la basqueada de objetivos basados en referencias, testimonios y ejercicios periciales que les permita tener lugares para investigar.

Según los testimonios de los padres de los desaparecidos Alberto Uriel Pérez Cruz y Luis Humberto Morales Cruz, los jóvenes fueron interceptados, detenidos y presuntamente desaparecidos el pasado 19 de marzo por agentes municipales que conducían las patrullas 060, 061 y 084.

Tras estos hechos se montó un operativo conjunto entre las fuerzas estatales y federales, quienes cumplimentaron siete órdenes de aprehensión emitidas en contra de policías del municipio de Papantla por el delito de desaparición forzada.

De acuerdo con el fiscal Bravo Contreras, las órdenes de captura se dieron por las pruebas recabadas en la investigación, tales como estudios periciales realizados a las unidades policiacas y al vehículo en el que viajaban los jóvenes.

Detenidos

Los policías son señalados por desaparición forzada:

Bernardino Olmedo Castillo (comisario)

Higinio Bastián Santiago

José Luis Ramiro García

Benito Velásquez Jiménez

Reyes León de la Cruz

Rufino Pérez Baltazar

Mauro Olmedo Hernández

José Luis Santiago Ramos

La CNDH envía a sus visitadores

Por María Cabadas / mexico@razon.com.mx

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) envió ayer a un grupo de visitadores a Papantla, Veracruz, para investigar la desaparición forzada de tres jóvenes por parte de policías de ese municipio perredista.

“Visitadores adjuntos de esta Comisión Nacional se trasladarán al lugar de los hechos para recoger evidencias y realizar entrevistas con familiares de los jóvenes desaparecidos y con autoridades, a quienes se les solicitará toda la información y evidencias”, informó el organismo.

Elementos de este organismo se pusieron en contacto con la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), que inició de oficio una queja por la desaparición de los tres jóvenes.

Los jóvenes desaparecidos son identificados como Jesús Alan Ticante Olmedo, de 24 años e ingeniero mecánico, Alberto Uriel Pérez Cruz, taxista de 19, y Luis Humberto Morales, repartidor de tortillas de 18.

Este lunes el titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, condenó la desaparición de los jóvenes y deploró estos hechos.

“Es lamentable lo que se está dando en el estado de Veracruz con un nuevo caso que nos venimos a enterar, ahora en Papantla”, dijo. Luego agregó “no es posible encontrarnos otra vez con un tema en el que están vinculados los policías con estos flagelos, la desaparición”.

De acuerdo con los familiares de los jóvenes, el 19 de marzo pasado policías municipales, que iban a bordo de tres patrullas, interceptaron y bajaron de su auto a los muchachos.

Hasta el momento han sido detenidos siete policías municipales de Papantla, entre ellos un mando policial, según la Fiscalía General de Veracruz.

Los ocho policías ya están presos en el penal regional por el delito de desaparición forzada.