Reforma / Virgilio Sánchez

Oaxaca, México.- Oaxaca.- Gabino Cué, Gobernador del Estado, anunció que cerrará seis penales estatales que no reúnen condiciones de seguridad; sus internos serán reubicados en el nuevo penal inaugurado este miércoles en la comunidad de Tanivet, Tlacolula, indicó.

 

 

Afirmó que la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) realizará un análisis de las condiciones de los 16 penales que dependen del Gobierno estatal y así definir cuáles más cerrarán.

Sin embargo, el Mandatario oaxaqueño adelantó que se cerrarán los ubicados en los municipios de Pochutla, Tlaxiaco, Huajuapan y Tehuantepec.

“Penales que hoy ya no reúnen las características adecuadas, no solamente porque no fueron construidos ex profeso, sino fueron inmuebles que se habilitaron para tener un uso que hoy, a nuestro juicio, ya no corresponde a un nuevo sistema penitenciario”, dijo.

Cué señaló que también van a “despresurizar” el penal central del Estado, localizado en Ixcotel, en la zona conurbada de la capital oaxaqueña.

Presumió que la nueva cárcel de Tanivet tiene capacidad para mil 563 reos, y explicó que ahí serán recluidos los reos que están sentenciados. El penal tuvo un costo de 2 mil 642 millones de pesos, los cuales fueron aportados casi en su totalidad por el Gobierno federal.

El Gobernador de oaxaca reconoció que el sistema penitenciario del Estado tiene problemas de sobrepoblación, como sucede en otras entidades; señaló que, aunque inauguró hoy este penal, será hasta los próximos días cuando ingresen los reos, sin fijar una fecha.

A la ceremonia acudió el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales.