Oaxaca, Oax. Maximiliano Néstor Ortiz Jiménez, arquitecto de profesión y presidente de la organización Benito Juárez, artesanos locatarios y comerciantes de Oaxaca, continúa con una tradición familiar de más de 60 años, que es la elaboración de jugos y alimentos naturales denominado “La Fuente de la Salud”, que se ubica al interior del mercado Benito Juárez.

 

 

El negocio atrae a miles de personas que quieren cambiar sus hábitos alimenticios o que se cuidan, mientras el actual dueño comenta al interior de la caseta como es que surge la idea, todo empieza hace 60 años con su abuela Cristina Jiménez Ruiz, posteriormente lo retoma y continua el legado la madre de Maximiliano, la señora Silvia Jiménez y ahora actualmente es él quien está al frente del negocio.

Comenta que su abuela tenía una cantina en Chiapas, vendía mucho; “ella se casaba por lo menos 20 veces en el día, pero un 24 de diciembre, vendió muchísimo y había mucha gente con soledad que se quería casar… terminaron hasta tarde, pero al abrir el otro día se encontró mucha gente tirada en el zócalo de Chiapas que era gente que había consumido una noche antes. En ese momento le llegó una catarsis y se dio cuenta que estaba haciendo mal al cuerpo de mucha gente y en ese sueño le había venido en mente las frutas”.

Se mudó a Oaxaca y fue cuando decidió empezar algo nuevo, pone la primera pérgola en Aldama, pero también algunos de sus familiares antes vendían sombreros en el mercado y poco a poco fue como la invitaron a integrarse al mercado y pone su juguería, fue así como nace “La Fuente de la Salud”.

Para Maximiliano, este puesto es una tradición familiar, una manera de subsistir, que les ha dado profesiones a todos los 5 hermanos, Rita, Rogelio, Cristina y Maximiliano, hijos de la señora Silvia Jiménez, pero que además se lo deben al esfuerzo de su abuelita, a quien reconoce como icono del esfuerzo, trabajo y sobre todo honestidad.

Señaló que los horarios son de 5 de la mañana hasta las 6 y media de la tarde que han ayudado a que la familia tenga un ritmo de vida exigente pero también llena de valores, por lo que pretende que esta tradición pase a las próximas generaciones sobre todo cuando la alimentación sana ha coadyuvado a que la familia sea unida y que tenga una estrella de futbol.

Su hijo Fabricio Ortiz Lara con 16 años de edad, que fue contratado por el equipo de Cruz Azul para jugar a nivel profesional y eso ha motivado a la familia a continuar con los ejemplos de las abuelas.

La Fuente de la Salud, maneja más de mil productos diarios, el pan de la sierra, leche de los establos de Etla, para las 200 combinaciones de licuados, 500 combinaciones de jugos naturales, y entre sus productos estrellas se coloca el B12, la bomba, el jugo verde de la Fuente de la Salud entre otros.