Excelsior

La Comisión Ambiental de la Megalópolis anunció que todos los vehículos dejarán de circular un día a la semana y un sábado al mes, del 5 de abril al 30 de junio

 

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Todos los vehículos que transitan en la Ciudad de México y en los 18 municipios conurbados del Estado de México dejarán de circular un día por semana y un sábado al mes, anunció la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe).

 

inRead invented by Teads

El coordinador ejecutivo de dicho organismo, Martín Gutiérrez Lacayo, explicó que la medida es temporal, del 5 de abril al 30 de junio, y obligatoria sin importar si el holograma es 00, 0, 1 o 2.

Este Hoy No Circula modificado se asemeja al primero que se implementó en 1989, para reducir los niveles de contaminación. Un año más tarde, el entonces Departamento del Distrito Federal lo estableció como medida permanente, junto con la verificación semestral de los autos.

Gutiérrez Lacayo explicó que, como parte del acuerdo entre los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México, el endurecimiento de la restricción vehicular también aplicará para vehículos con placa federal y motocicletas.

Los autos con placas foráneas deberán ajustarse a la restricción o serán sancionados con entre mil 433 y dos mil 150 pesos y serán remitidos al corralón, detalló el coordinador de la CAMe, quien también anunció la norma emergente para Contingencias Ambientales Atmosféricas.

Expuso que la medida es por los siguientes tres meses en los cuales la sequía y las altas temperaturas propician la concentración de contaminantes como ozono y partículas suspendidas.

Todos van a descansar

Del 5 de abril al 30 de junio y sin importar holograma, los automóvies dejarán de circular un día de acuerdo a su color de engomado y terminación de placa.

Del 5 de abril al 30 de junio, el Hoy No Circula será obligatorio para todos los autos que circulen en la zona metropolitana sin importar si el holograma es 00, 0, 1 o 2, como una medida temporal y emergente para bajar la emisión de contaminantes, anunció la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe)

Con este ajuste, el programa se asemeja al primero que se implementó en 1989 de manera temporal para reducir los niveles de contaminación, que en ese entonces había alcanzado 500 puntos Imeca.

Un año más tarde, el entonces Departamento del Distrito Federal lo estableció como medida permanente junto con la verificación semestral de los autos, que sigue siendo obligatoria.

El plan era el mismo que aplicará ahora: descanso un día a la semana según el engomado asignado, a partir de la terminación de placa.

Martín Gutiérrez Lacayo, titular de la CAMe, indicó ayer que como un acuerdo entre los gobiernos de la Ciudad de México y el Estado de México, la medida aplicará también para los autos con placa federal y motocicletas, y se extenderá a los sábados, lo que reducirá 20% de los 5.5 millones de autos que circulan y con ello la emisión de precursores de ozono.

Sin embargo, dijo que los autos con placas foráneas deberán ajustarse a la restricción o serán sujetos a sanciones de entre mil 433 y dos mil 150 pesos y remisión al corralón.

Aseguró que la medida será por los siguientes tres meses, en los que la sequía y las altas temperaturas son propicias para la concentración de contaminantes como ozono y partículas suspendidas.

La CAMe también presentó la norma emergente para Contingencias Ambientales Atmosféricas en temporada seca-cálida, en la que desaparecen las precontingencias y, en caso de rebasarse los límites permitidos de contaminantes, se activarán directamente contingencias en sus fases 1 y 2.

La primera etapa se activará al rebasar 150 puntos Imeca y habrá una restricción a la circulación de los autos, tanto a los que corresponda por el engomado o terminación de placa, como a otros que anunciarán en el momento.

Para la etapa dos la restricción será para la mitad de los autos, ya que no circularán un día los pares y el siguiente, los nones, y no habrá clases en las escuelas públicas y privadas.

La Semarnat trabaja en la actualización de la norma para verificación vehicular, para la cual incorporarán tecnología que permita identificar en la computadora interna de cada unidad las emisiones que genera, además de pruebas físicas para comprobarlo.

En entrevista con Yuriria Sierra para Grupo Imagen Multimedia, Gutiérrez Lacayo recomendó a la población no comprar un nuevo auto para librar la restricción, pues la nueva verificación, más severa en emisiones, podría hacer inútil el esfuerzo.

“Yo les diría no lo hagan, esta es una medida temporal: cuando entren en vigor los elementos de la verificación con los nuevos sistemas tecnológicos que integran la iniciativa, se pueden llevar una sorpresa”, manifestó.

Los ajustes se quedan cortos

Un “parche” que no atacará de manera eficaz los problemas de contaminación en el Valle de México, así calificó Gustavo Sosa, del Instituto de Investigaciones José María Luis Mora, los ajustes al programa Hoy No Circula.

“Es una medida populista hacer que todos dejen de circular parejo y no sólo los que contaminan. Se tienen que desarrollar políticas públicas a profundidad”, sostuvo.

Aseguró que la gente volverá al escenario de los años 90, cuando se tuvo que comprar un segundo auto para que la restricción a la circulación no le afectara. Advirtió que de seguir inaccesibles los autos con tecnologías eléctricas, el problema no se solucionará pronto.

Consideró que se debe cambiar el enfoque para enfrentar los problemas de contaminación, electrificar el transporte público y hacer entender a la población que hay que aportar todos para el beneficio colectivo, que es respirar aire limpio.

En tanto, el investigador de la Facultad de Ciencias de la UNAM, Héctor Riveros, advirtió que la restricción anunciada lesiona el derecho de libre tránsito e insistió en que las unidades de transporte, que tienen un uso intensivo, así como vehículos de servicio como los camiones de basura, deben salir de circulación al emitir demasiados contaminantes.

Aseguró que en la reciente contingencia ambiental, cuando se implementó por dos días el Hoy No Circula generalizado, los niveles no redujeron significativamente, por lo que esta medida no tendrá un buen resultado.

“El transporte público contamina más porque es de uso intensivo, también los vehículos de gobierno”, sostuvo y dijo que si las verificaciones se realizaran de manera correcta, no estaríamos en esta situación.

IMPULSARÁ AUTOS DE BAJO COSTO

Ante restricciones, los compradores no invertirían tanto en unidades nuevas.

El Hoy No Circula a todos los vehículos sin importar su holograma o modelo podría incentivar las ventas de algunas categorías de automóviles, consideraron especialistas consultados por Excélsior.

Salvador Saavedra, vicepresidente del sector automotriz de la Cámara de la Industria de Transformación, señaló que se aceleraría la demanda de seminuevos y nuevos de bajo costo.

“Los interesados en adquirir un automóvil en los próximos meses no tendrán el incentivo de circular diario, por lo que preferirán un vehículo que implique bajos costos”.

Desestimó que se reduzcan considerablemente las ventas de unidades en el área metropolitana: la demanda se concentrará en las versiones de entrada del segmento de subcompactos, así como en los de años anteriores.

El director general de Audi en México, Walter Hanek, opinó que los automóviles atractivos para consumidores de alto poder adquisitivo tendrán un impacto menor a los de volumen.

“Es una lucha del gobierno de bajar el nivel de tráfico en la ciudad, pero creo que con eso no se resuelve nada. Hemos visto que si se quita la circulación en un día, la gente, con el poder adquisitivo que existe hoy en día, se compra otro coche; entonces usan su segundo carro y no se baja el nivel de contaminación”.

Abundó que el anuncio significa un impacto para todos los participantes de la industria automotriz, pero no para marcas como Audi.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores dijo que es necesaria la contribución de toda la sociedad pero que las autoridades de los tres niveles deben encabezar el compromiso, la inversión y la regulación.

“Existen medidas necesarias como la eliminación de la fase de precontingencia, pero la modificación al Hoy No Circula restringiendo de forma universal la circulación a los vehículos, sin distinción de su contribución a las emisiones contaminantes, es una acción que carga en el ciudadano la responsabilidad de resolver las necesidades de transporte sin existir alternativas seguras y viables para movilizar a la población”.

Congestión mundial

El parque vehicular calculado en la zona metropolitana es de 5.5 millones de unidades, a la par de algunas de las principales urbes mundiales.

En Pekín, ciudad que el pasado 7 de diciembre emitió su primera alerta roja por contaminación ambiental, hay 5 millones de automóviles.

En septiembre de 2015 entraron en vigor en París restricciones para unidades contaminantes. Su parque vehicular es de 6 millones.

En Río de Janeiro, la cuarta ciudad más congestionada del mundo según un estudio de la firma de GPS Tom Tom, circulan 4 millones de vehículos.