Francisco Cruz

 

 

La huelga de hambre de cuatro personas integrantes de la organización Coordinación de Comunidades Indígenas de la Sierra Sur (Cociss) en Ciudad Administrativa cumplió más de 55 horas; algunos de ellos empiezan a presentar síntomas que afectan su salud.

Los inconformes exigen al Gobierno de Oaxaca que cumpla con su promesa construir 50 viviendas dignas para la población que lo necesita y que se acordó en una minuta desde octubre del año pasado.

Este compromiso fue firmado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Coplade y Comisión Estatal de Vivienda (Cevi); ninguna de las tres dependencias, la primera de ellas de orden federal, ha respondido a este compromiso.

Benjamín Rosas Valladares, integrante del Cociss, afirmó que algunas de las personas que están en huelga de hambre ya empiezan a registrar presión elevada y complicaciones en su estado de salud, por padecer enfermedades como la diabetes.

Sin embargo, afirmó que no se van a retirar hasta que el gobierno del estado no dé una respuesta concreta a su demanda y que se cumpla la minuta de acuerdos firmada en octubre del año 2015.

“No hay respuesta para atender esto. Hay una minuta de acuerdos que se tiene que cumplir, hacemos responsable al gobierno del estado de cualquier problema que nos pase. Eso es lo que estamos esperando. No nos vamos a parar hasta que haya una respuesta concreta”, dijo.