Por revelar identidad de pedófilo de Tabasco, Lydia Cacho recibe amenazas

Proceso

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La periodista y escritora Lydia Cacho Ribeiro denunció amenazas en su contra “por parte de gente conocida del pedófilo de Tabasco”, luego de identificarlo, ubicarlo y denunciarlo en su cuenta de Facebook.

 

 

El pasado martes 5, la comunicadora subió a su muro de Facebook que el supuesto pederasta “responde al nombre de Mandy A. García Maza, originario de Cancún, Quintana Roo”, quien vive en la Ciudad de Los Ángeles y estuvo de vacaciones en Tabasco.

 

“Presuntamente es el sujeto que apoya económicamente a la madre (de la menor abusada). Por investigaciones personales con mi equipo hemos identificado que el sujeto trabaja en un café de Los Ángeles llamado #‎Verona‬… Espero que esto y más información sea de utilidad a las autoridades, y que¡¡¡ HAGAN ALGO!!!”, escribió Lydia Cacho, y difundió la foto del presunto pedófilo.

La tarde del miércoles 6, la comunicadora, quien radica en Cancún, denunció en su cuenta de Facebook: “Hago públicas las amenazas hacia mi persona por parte de gente conocida del “pedófilo de Tabasco”, por hacer dicha denuncia pública. Entre ellas la de un conocido funcionario de gobierno que cito: -O te vas por las buenas o te mando a saludar a San Pedro personalmente-, es mi derecho no publicar mis fuentes para salvaguardar su integridad”.

Hasta este jueves, la Fiscalía General del estado (FGE) continuaba sin identificar al sujeto que metió su mano en la parte íntima de una niña mientras se encontraban en el restaurante El Teapaneco de esta capital, frente a dos mujeres adultas que se encontraban sentadas frente a él en la mesa.

El fiscal Fernando Valenzuela Pernas informó que ya rindió su declaración la persona que grabó el abuso y lo subió a las redes sociales, así como otros cuatro trabajadores del restaurante donde ocurrieron los hechos, el domingo 20 de marzo.

De acuerdo con el funcionario estatal, hay “indicios” sobre la persona que abusó de la menor, pero no ha sido identificada.

Asimismo, desmintió que el supuesto padre de la niña haya aparecido y anunciado en Facebook que presentaría demanda contra el presunto pedófilo, pues se comprobó que la cuenta era falsa.

Manifestó que hasta ahora nadie ha presentado denuncia por esos hechos, pero la FGE abrió una investigación de oficio.

Valenzuela Pernas agregó que los trabajadores del restaurante dijeron que no habían visto antes a la persona que en el video se ve acariciando las partes íntimas de la niña, por lo que todo indica que andaba de paso.

Los empleados coincidieron que en el momento no supieron qué hacer y por eso no denunciaron los hechos ante la policía para detener al sujeto.

El fiscal anunció que ya solicitaron apoyo al área cibernética de la Policía Federal para analizar lo que circula en redes, donde hay diferentes versiones sobre el lugar en el que radica el presunto abusador.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) también abrió queja de oficio para investigar el presunto caso de pederastia.

El presidente de la institución, Pedro Federico Calcáneo, dijo que no han recibido denuncia de algún familiar de la menor, y exhortó a la FGE investigar a fondo el caso para llevar ante la justicia al presunto abusador.

Sentencias a tres pederastas

Por otra parte, en las últimas semanas el padre, el padrastro y un tío de cuatro menores de edad fueron sentenciados por abuso sexual.

Trinidad Castillo recibió 15 años de prisión por abusar sexualmente de sus dos hijastras, una de 11 y otra de 12 años.

En otro caso, Jesús Murillo fue condenado a 10 años de cárcel por abusar de una sobrina de 14 años, quien lo denunció porque la tocaba “de forma maliciosa”.

José Luis Rodríguez también recibió 10 años de prisión por abusar sexualmente de su hija de nueve años.

Los tres se encuentran recluidos en el Centro de Reinserción Social del Estado (Creset) donde purgarán en conjunto una pena de 35 años de cárcel sin derecho a fianza.

La prisión por pederastia en Tabasco va de 15 a 20 años, situación que se agrava si el responsable es familiar de la víctima.

De 2013 a la fecha, el Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJ) ha conocido de 560 casos de pederastia en la entidad, de los cuales 160 alcanzaron sentencias condenatorias.