Al parecer, a unos escaso 5 días del inicio de las campañas políticas a gobernador, no hay cuentas alegres en el equipo de campaña del PRD-PAN a favor de José Antonio Estefan Garfias (JAEG), y la desesperación ya está haciendo presa de la angustia a su grupo impulsor, que nada tiene que ver con las dirigencias de los partidos de alianza CREO; y ahora enfocan sus misiles a la desacreditación jurídica del registro de Alejandro Murat Hinojosa (AMH).

 

Este día, algunos medios de comunicación, dan cuenta de un secreto a voces, el “negado” operador político y financiero de Diódoro Carrasco, y ahora de Estefan Garfias , Jorge Castillo Díaz, se le vio en una muy amena comida con la Magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) María del Carmen Alanís Figueroa en el “selecto” restaurante Rojo Bistro en la colonia Condesa; dejando al aire el motivo de la misma, que pudiera estar muy lejos de una relación de amistad; pero si muy cerca del tema de la impugnación de la candidatura priista de AMH.

No hay que olvidar que la magistrada carga en la espalda un fuerte sello panista, partido que hoy ligado al PRD aspira a mantener en su poder el gobierno de Oaxaca; basta recordar un pequeño pasaje periodístico sobre el “compromiso azul” de la magistrada: “La magistrada (María del Carmen Alanís) avaló la resolución de septiembre de 2006 que declaraba válida la elección presidencial, con lo cual se legalizó el fraude electoral en contra de Andrés Manuel López Obrador; es decir, fue en ese momento que le pagó a Margarita (Zavala) y a Felipe (Calderón) los favores que habían hecho por impulsarla en todo momento”.

Por ello no es descabellado pensar que el “encuentro casual” de Jorge Castillo, con la magistrada Alanís tenga un “tufo” a compra de conciencias para maquinar un plan contra la candidatura de Alejandro Murat, a quien se le cuestiona el tema de la residencia y su origen; pues es de todos conocido que Castillo para su grupo político es el “abogado del diablo”, al cual, después todos lo niegan y marcan distancia. La escasez de escrúpulos en este personaje, ha quedado en evidenciado en su actuar, y en algunas grabaciones que se hicieron públicas, donde utilizaba como marionetas a personajes y líderes del PRD.

Ahora falta por ver, cual será el nuevo paso del “grupo impulsor” de Estefan Garfias, quien sin duda buscara también acercarse con el mismo objetivo al magistrado Constancio Carrasco Daza, a quien lo liga una fuerte amistad con el exgobernador Diódoro Carrasco, pero podrían topar con pared, al saberse la verticalidad con que actúa este funcionario.

Al parecer la apuesta a favor de Estefan está en la mesa, pues está quedando muy en claro que las respuestas a su gris proselitismo son evidentes.


Al tiempo. ……