Lorenzo Rafael

Oaxaca, Oax.- Una de las habitantes más longeva de la ciudad Doña Epifanía Ricarda Méndez González, residente de la Casa Hogar Municipal, cumplió 106 años gozando de salud y lucidez.


 

Dijo que en su casa cuando era joven había buenos alimentos, tenían ganado, su papá ordeñaba y tomaba leche cruda, a lo cual le atribuye el haber tenido una vida longeva.

Aseguró que tiene algunos recuerdos de la revolución, observaba como la gente se escondía y andaban armados.

“Es poco lo que recuerdo que me contaban mis padres y de lo poco que pude vivir”, indicó.

Aseguró que estuvo casada pero no tuvo hijos, ahora está feliz y agradecida por llegar a esta edad, son muchos años, pero también quisiera que el señor se acordara de ella porque siente que ya fue mucho tiempo de vivir.

Tiene tristeza porque ya tiene muy poca familia, casi nadie la va a visitar.

Dijo que no trabajó fuera de su casa, a su papá no le hubiera gustado, eran labores domésticas las que desempeñaba.

Antiguamente las mujeres no podían trabajar, ahora es diferente y le parece que está muy bien, pero fue consentida por su papá y le daba todo para que no tuviera que laborar, abundó.

Aconsejó a los jóvenes portarse bien, que no tengan vicios  y sobre todo que se alimenten bien para que se conserven muchos años gozando de buena salud.